Puebla, Pue. La empresa española Iberdrola Renovables consiguió, en un segundo intento, la Manifestación de Impacto Ambiental para construir su primera central fotovoltaica en el municipio de Cuyoaco, que se localiza en la parte centro-norte del estado de Puebla.

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) había rechazado el proyecto en una primera oportunidad en octubre pasado sin que se dieran a conocer las razones , por lo que de nueva cuenta la firma ingresó su propuesta en noviembre.

En esa ocasión, la dependencia federal la admitió para una nueva valoración, con lo que, luego se pudo dar luz verde a la obra de esa planta, que prevé generar 200 megawatts. Según la Gaceta Ecológica de la Semarnat, la autorización del proyecto tendrá una vigencia de 26 meses a 25 años.

El documento especifica que la compañía Iberdrola Renovables, en asociación con la firma P.I. Mabe, ocupará 755 hectáreas de terrenos agrícolas en los municipios de Cuyoaco y Ocotepec, para instalar las celdas solares.

De la extensión total de tierras, 674 hectáreas serán para la colocación de paneles, mientras que el resto será para construir las dos subestaciones (elevadora y de maniobra) para la distribución.

Además, contará con una línea de transmisión de 6.79 kilómetros de longitud, a partir de la cual se implementarán dos líneas de transmisión: una de 0.102 kilómetros y otra de 0.104 kilómetros. El costo total del proyecto no fue dado a conocer.

La energía de cada bloque de generación será transmitida por una red interna en media tensión (34.5 kilovoltio) de circuitos colectores hasta la subestación elevadora, donde se adecuara la tensión de 34.5 a 230 kilovoltios para su interconexión con el sistema eléctrico nacional, que se realizará en la subestación de maniobras.

Alianzas previas

Se trata del tercer proyecto que la europea realiza con P.I. Mabe. Como parte de los dos primeros, se encuentra el parque eólico PIER II de 65 megawatts, en el municipio de Esperanza, el cual se inauguró en noviembre del 2015, con una inversión de 130 millones de dólares, donde Iberdrola tiene 51% de las acciones.

El segundo, en Cañada Morelos, donde la empresa desarrolla otro parque eólico PIER IV , cuyo costo será 300 millones de dólares, y contará con 22 aerogeneradores, para producir 220 megawatts.

miguel.hernandez@eleconomista.mx