Los antreros del estado solicitaron cambiar el esquema de trabajo del alcoholímetro para evitar infracciones a los clientes y visitantes al estado, pero se dicen dispuestos a fortalecer mecanismos para evitar el consumo excesivo de alcohol.

El presidente de la Asociación de Bares y Discotecas, Rogelio Garfias Torres, informó que los establecimientos están dispuestos a fortalecer programas que evitan que las personas manejen en estado de ebriedad.

Entre las medidas que podrían impulsar, se encuentran el pago de taxis por parte de los propios establecimientos y dejar los automóviles en los estacionamientos de los negocios sin costo alguno para los clientes, para que vuelvan por ellos al día siguiente.

La intención es que no se apliquen las multas de 11,000 pesos aprobadas por la legislatura a quienes manejen en estado de ebriedad y que sean detectadas por el alcoholímetro.

Aseguraron que al no aplicar las infracciones por esta causa, se evitará una saturación en los ministerios públicos, por la cantidad de personas que podrían ser detenidas por manejar bajo el influjo del alcohol.

Estas propuestas se plantearon ante autoridades municipales y estatales, porque no es conveniente para Querétaro que se aplique tajante por las multas .

Rogelio Garfias confió en que podría otorgarse una prórroga en la aplicación de las multas, mientras no se publique la ley que establece las sanciones.

Los establecimientos esperan que no entre en vigor esta ley, al menos mientras se realizan los nueve partidos del Mundial Sub 17.

Sin embargo, el líder de los anteros afirmó que los empresarios están favor del uso del alcoholímetro, pero sin que se apliquen multas agresivas .

No hay una ley que diga al empresario: hasta aquí te dejo de servir (alcohol), pero sí estamos dispuestos a apoyar en los esquemas. Hay muchos lugares que ya están pagando los taxis de los clientes, tendríamos que reactivarlo otra vez , insistió Rogelio Garfias.