Cancún, Qroo. Son ilegales los procedimientos en contra del Dragon Mart aseguran los promoventes del proyecto un día después de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) colocara los sellos de clausura en el predio El Tucán, donde en el 2014 comenzó a construirse el que sería el más grande distribuidor de mercancías chinas en Latinoamérica.

En un comunicado, la empresa anuncia que las acciones tomadas por la Profepa, tanto las multas como la propia clausura, contienen consideraciones de hecho y de derecho inexactas, contradictorias e ilegales .

Según Real Estate Dragon Mart Cancún, la Profepa inspeccionó en dos ocasiones el predio El Tucán y ha emitido dos resoluciones contradictorias respecto del mismo asunto; también asegura que la dependencia ha invadido la esfera de competencia de otras autoridades, además de pretender imputar responsabilidades respecto de la remoción de una vegetación, aun cuando hay pruebas documentales de que dicha remoción fue realizada con anterioridad a la propia constitución de la empresa (Dragon Mart) y mucho antes de la adquisición del inmueble.

La remediación no es obligatoria, afirma

Como se informó ayer, la empresa interpuso desde el año pasado un juicio de nulidad en contra de las multas y las sanciones de reparación impuestas por la Profepa, que suman en su conjunto más de 21 millones de pesos.

Real Estate Dragon Mart Cancún asegura que no está obligada a cumplir con estas medidas en tanto que la resolución no se encuentre firme, además dichas medidas no evitan ningún daño o riesgo ambiental alguno, toda vez que la empresa interrumpió los trabajos desde mayo del 2014, pese a que no implicaban daño o riesgo alguno por ubicarse en un terreno estéril al que ya le fue cambiado el uso de suelo y no cuenta con vegetación desde hace varios años.

Por último, la empresa asegura que desde su concepción, Dragon Mart ha cumplido y seguirá cumpliendo con la ley.

Considerando que la incertidumbre legal es el mayor riesgo que puede tener cualquier inversión nacional o extranjera, la empresa tomó la decisión de interponer medios de defensa con el fin de que las instancias judiciales competentes resuelvan lo conducente.

Ayer mismo, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, uno de los principales opositores al proyecto, emitió un comunicado en el que aplaude la decisión de la Profepa de clausurar totalmente el Dragon Mart Cancún debido a las diversas irregularidades y delitos ambientales cometidos, y hace un público y amplio reconocimiento a dicha dependencia. Asimismo, espera que el proceso penal pendiente se resuelva con el mismo apego a la ley por parte de la Procuraduría General de la República.

[email protected]