Cancún, QR. El número de empleos perdidos en Quintana Roo a causa de la pandemia por Covid-19 supera ya los 100,000 trabajos formales, aseguró Rosa Elena Lozano Vázquez, secretaria de Desarrollo Económico de la entidad federativa.

La funcionaria consideró que el desempleo es el efecto más negativo que está padeciendo Quintana Roo por el cierre de actividades, la caída del turismo y la lenta recuperación que se está viviendo, principalmente del sector turístico.

La estadística oficial del número de trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) arroja que mientras la entidad mantuvo al inicio del año un total de 463,164 empleos formales, para marzo, ya con el inicio de la pandemia, la cifra se redujo a 424,238.

Durante abril cayó hasta los 379,254 y al cierre de mayo se ubicó en 358,243, es decir, una pérdida de 104,921 empleos. Aún no se dan a conocer las cifras de junio.

Lozano Vázquez adelantó que se trabaja en planes de reactivación y diversificación económica del estado, que incluyen el arranque del Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico en Chetumal y la construcción de una nueva central de abastos también en la capital de la entidad, así como programas de financiamiento para pequeñas y medianas empresas, para lo cual el gobierno está destinando 240 millones de pesos.

Por su parte, la secretaria de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, reconoció que los empleos que se han logrado mantener registrados ante el IMSS no están “totalmente habilitados” dentro de las empresas, pero que se trabaja para que haya una recuperación real de la economía estatal y esta situación se revierta.

Precarización

La semana pasada, el dirigente estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, Mario Machuca, dijo a El Economista que los empleos que se han logrado mantener en la industria hotelera de Cancún y Riviera Maya se han precarizado con recortes salariales, descansos solidarios, vacaciones sin goce de sueldo, entre otros elementos, lo cual ha sido la única manera en que los hoteleros han accedido a conservar sus plantillas laborales.

En tanto, los hoteleros están argumentando que aunque desde el pasado 8 de junio se reanudaron las actividades en el sector turístico, en realidad los centros de hospedaje están a menos de 20% de ocupación hotelera y prevén que esta tendencia se mantenga hasta noviembre próximo.

La Secretaría de Turismo de Quintana Roo reconoce que la recuperación turística está siendo lenta, con apenas algunos vuelos que ya se han reanudado procedentes de Estados Unidos y Canadá, pero aún sin fecha para la reactivación de las conexiones desde Europa y Sudamérica.

A lo anterior se suma el paro total de actividades de la industria de los cruceros, la cual por sí sola aportó en el 2019, alrededor de 5.5 millones de cruceristas que arribaron a los puertos de Cozumel y Mahahual.

[email protected]