Tijuana, BC. La industria maquiladora en Tijuana solicitó al gobierno federal convertir en ley el decreto Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), para evitar que en cada cambio de administración haya un clima de incertidumbre en el que se desconozca el escenario que depara al sector.

El presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index) Tijuana, Luis Manuel Hernández, explicó que con la entrada del nuevo gobierno federal nuevamente las compañías están a la expectativa de los cambios que habrá en el decreto, y si las empresas perderán algunos de los beneficios fiscales que tienen por crear empleos.

Como ejemplo, dijo que en esta nueva administración la industria proyecta que habrá un aumento en el costo de su producción de entre 12 y 17%, por el incremento al doble salario mínimo, aunque añadió que ese crecimiento sólo tendrá impacto para 20% de las empresas que integran al sector.

Sin embargo, el presidente de Index indicó que las compañías están dispuestas a apegarse a los nuevos lineamientos porque habían contemplado obtener un beneficio por la reducción del Impuesto sobre la Renta a 20%, donde las maquiladoras quedaron fuera.

Otro de las medidas que habían considerado eran las compensaciones universales que serán eliminadas.

El presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay, Salvador Díaz González, ya había advertido que la compensación es uno de los beneficios que las maquiladoras obtenían y que, como organismo empresarial, podían ofrecer como incentivo y un atractivo para animar a las compañías a invertir e instalar sus plantas en la región fronteriza.

“Por la naturaleza de las empresas IMMEX, éstas son generadoras de saldos a favor del IVA, ya que compran a 16% y venden a 0%, por la exportación de nuestros productos, y ese dinero nos sirve para pagar otros impuestos. Ese sistema también nos beneficia, pero incluso a las arcas públicas”, indicó.

Ambos líderes empresariales consideraron necesario que el decreto para las empresas IMMEX que reciben beneficios fiscales para fomentar la inversión debe convertirse en una ley que genere certeza y dé certidumbre a las compañías que invierten y proyectan instalar sus plantas en la frontera.

[email protected]