Monterrey, NL. Por cada día que la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) de Nuevo Laredo ha dejado de producir debido a los daños en la infraestructura eléctrica, de telecomunicaciones y agua, provocados por la tromba que cayó el pasado lunes, hay pérdidas por 6,000 millones de dólares, así como una merma de 450,000 dólares en los costos de nómina.

“De igual forma, se pierde la operación Just in Time o Justo a Tiempo (la cual permite que los productos terminados lleguen a su destino cuando sea necesario), y pone en cuestionamiento las fortalezas de México para la inversión”, dio a conocer a El Economista el organismo.

En esta ciudad fronteriza fueron afectadas 36 maquiladoras, que representan al total de establecimientos del Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicio de Exportación (IMMEX).

Las empresas IMMEX de Tamaulipas exportaron el año pasado 26,584 millones de dólares, de esta cifra, 27.62% corresponde a la fabricación de equipo de computación, comunicación, medición de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos; 24.92% a la fabricación de equipos de transporte y 11.21% a maquinaria y equipo, según informó Index.

El pasado miércoles se había restablecido 50% de la energía eléctrica para los usuarios residenciales y 30% para la industria. “No hay servicios de agua potable, hay fallas de servicios de comunicación como celulares, teléfonos e internet, actualmente tenemos más de 25 empresas sin operar”.

Sin embargo, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Nuevo Laredo informó que “los sectores productivos y la comunidad de Nuevo Laredo comenzaron a retomar su ritmo y a recuperarse de la devastación provocada por la tormenta”.

Explicó que la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) local informó que varios negocios fueron afectados por la interrupción de los servicios de electricidad y agua potable; hubo daños en fachadas e instalaciones, aunque han continuado con sus ventas.

Además, una larga lista de espectaculares se desplomó sobre techos y cientos de fachadas con ventanales de vidrio se quebraron. En el sector maquilador se recortaron horarios de producción por falta de electricidad, además del cierre de varias gasolineras.

Por otra parte, Coparmex indicó que la aduana de Nuevo Laredo confirmó que se normalizaron los cruces para exportación después de dos días de no contar con electricidad, por lo que los usuarios ya pueden enviar sus pedimentos porque es posible el despacho de mercancías.

La interrupción del suministro de energía eléctrica afectó a miles de personas en todos los sectores de la ciudad, con daños materiales, sin servicio de agua potable, sin acceso a internet, lo que frenó la actividad laboral en la mayoría de las agencias aduanales, y en consecuencia paralizó la jornada de operaciones en la aduana.

La tarde del miércoles, las cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) avanzaron en restablecer el suministro de energía en varios sectores de la ciudad, y la Comisión Municipal del Agua y Alcantarillado confirmó la normalización en el servicio para los usuarios. Según el último reporte, se ha restablecido el suministro eléctrico 81% de un total de 157,228 usuarios.

estados@eleconomista.mx