La tormenta tropical Adrian, la primera de la temporada, se formó en aguas del Pacífico mexicano y podría convertirse pronto en un huracán, dijo el Centro de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Los pronósticos mostraban que Adrian no tocaría tierra y se desplazaría frente a las costas de México girando hacia el oeste-noroeste para internarse en el mar el próximo fin de semana.

El centro de la tormenta se ubicaba a 555 kilómetros al sur del balneario de Acapulco, con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora y dirigiéndose al noroeste a 7 kilómetros por hora, dijo el CNH, con sede en Miami.

"Un fortalecimiento adicional es probable durante las siguientes 24 a 48 horas y se espera que Adrian se convierta en huracán hoy (miércoles) en la noche o jueves en la mañana", dijo el Centro de Huracanes en un reporte.

En el sur de México y Centroamérica los huracanes suelen descargar fuertes lluvias que a menudo provocan inundaciones y deslaves.

Los huracanes en el Pacífico mexicano usualmente afectan centros turísticos pero no instalaciones petroleras, que se ubican en su mayoría en aguas del Golfo de México.

DOCH