Guadalajara, Jal. Derivado de las alertas de viaje emitidas por el gobierno de Estados Unidos sobre la inseguridad en México, la Naviera Princess Cruises anunció oficialmente a la Secretaría de Turismo de Jalisco (Setujal) la cancelación de los arribos semanales a Puerto Vallarta y Mazatlán, a partir de la temporada alta que comprende los meses de noviembre y diciembre.

A través del crucero Sapphire Princess, con capacidad para 2,670 pasajeros, la compañía realizaba recorridos por el Pacífico Mexicano, pero debido a la violencia que se vive en Sinaloa y Jalisco, la naviera tomó la determinación de suspender sus arribos a los puertos turísticos de ambas entidades.

El Secretario de Turismo de Jalisco, Aurelio López Rocha, confirmó que la naviera apenas hizo oficial que prevé tres llegadas menos hacia finales del año y atribuyó la decisión a los problemas de inseguridad que vive Mazatlán.

Hasta ahora tenemos aproximadamente 10% menos llegadas de cruceros este año contra el pasado , refirió el funcionario quien recordó que en el 2010 arribaron a Vallarta 545,000 turistas por la vía marítima y este año se prevé la llegada de 500,000 cruceristas. En tanto, el año récord para el puerto jalisciense en cuanto a turistas de crucero fue el 2008, cuando arribaron casi 600,000 paseantes.

A principios de este año, la naviera Royal Caribbean canceló las llegadas a los puertos mexicanos -incluyendo Puerto Vallarta- de su crucero Mariner of the Seas, argumentando primero razones de seguridad y aclarando después que la ruta del Pacífico ya no era rentable.

Aún así nosotros no somos pesimistas, creemos que se puede mantener y levantar el flujo de cruceros a Puerto Vallarta no a corto plazo pero sí estamos trabajando porque la ruta sea competitiva , dijo el funcionario.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Puerto Vallarta y empresario del sector, Carlos Gerard, manifestó la preocupación de la iniciativa privada vallartense de que la cancelación de cruceros pudiera generar un efecto dominó en otras navieras.

De acuerdo con las estadísticas de la Canaco vallartense, la derrama económica es de 80 dólares por cada turista de cruceros lo que supone una pérdida económica superior a los 200,000 dólares por cada navío que deje de arribar al destino.

Ante ello, el empresario informó que en coordinación con Setujal se acercarán a Carnival Corporation -propietaria de Princess Cruices- para aclarar que Puerto Vallarta continúa siendo un destino seguro.

MINIMIZA EL HECHO

Aurelio López Rocha titular de Setujal, refirió que en contraste con la cancelación de las navieras antes mencionadas, otras compañías como Disney y Holland tomaron la decisión de pernoctar en Puerto Vallarta a partir de marzo, ante la incapacidad de parar en Mazatlán, donde anteriormente pasaban la noche.

[email protected]