Monterrey, NL. Por primera vez se realizará en la entidad la edición XVI de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, del 21 al 23 de septiembre próximo, en el Centro de Convenciones de Pabellón M, la cual podría atraer a más de 1,900 visitantes y dejar una derrama de 50 millones de pesos, estimó David Manllo Valdes, director ejecutivo de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Monterrey (OCV).

Explicó que este Centro de Convenciones tiene capacidad para 4,000 personas, sin embargo, por las restricciones de la Secretaría de Salud para evitar contagios de Covid-19 podrían entrar alrededor de 1,900 personas, “que por lo general llegan un día antes del evento y se quedan alrededor de cuatro noches por persona, esto tendría una derrama de 50 millones de pesos por el consumo de hotel, restaurantes y visitas”.

Daniel Ivoskus, presidente de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, comentó que trabajaron de manera conjunta con la OCV para traer a Monterrey este evento, en el que participarán 230 expertos con gran trayectoria; por ejemplo, encuestadores que han participado en las elecciones en República Dominicana, Bolivia, Estados Unidos, Perú, Ecuador y México.

Debido a los protocolos de salud el aforo es de 50%, sin embargo, este evento también se realizará de manera virtual, donde no hay límite de participantes. El costo presencial es de 400 dólares y virtual 100 dólares, no obstante, tienen convenios con universidades y hay un plan de becas para jóvenes. Los interesados, se podrán inscribir en la página www.cumbrecp.com.

Por otra parte, se busca ofrecer una visión turística virtual del estado, y con el evento se le dará cobertura a la marca del estado en muchos países, indicó Daniel Ivoskus.

Aniversario

Filiberto Martínez, representante de la Cumbre Mundial de Comunicación Política en México, comentó a El Economista que la edición anterior se realizó en Cancún, del 19 al 21 de febrero del 2020, asistieron 5,000 personas, que es la capacidad del Centro de Convenciones de Cancún, el evento fue presencial.

“La Cumbre está diseñada para realizarse entre semana (martes 21 al jueves 23 de septiembre) esto permite que quienes vengan a dar ponencias o los participantes traigan a su familia, entonces los días de estancia se prolongan. La estancia en Cancún fue de entre cuatro a ocho noches, hubo mucha gente que se quedó y recorrió Isla Mujeres y Cozumel. Estimamos junto a Turismo estatal que tuvimos una derrama económica de cerca de 10 millones de dólares”, aseguró.

El valor agregado, detalló, es que mucha gente se convierte en embajador del destino y vuelven a conocer otros sitios que no visitaron. “En Quintana Roo se dan dos aspectos, uno es que hay gran oferta de tiempos compartidos, algunos de los visitantes de repente compran ese tipo de propiedades; por otra parte, Cancún ya es el segundo domicilio para muchos visitantes de Quintana Roo”.

estados@eleconomista.mx

kg