Guadalajara, Jal. En lo que resta de la actual administración, el gobierno de Jalisco proyecta ejercer 1,500 millones de pesos adicionales, para completar 3,000 millones de pesos, a través de la Línea de Crédito Global Municipal (LCGM) para que los gobiernos municipales puedan refinanciar, reestructurar o incluso contratar nueva deuda para inversión pública productiva.

Así, estamos hablando de que van a ser más de 1,500 millones de pesos entre créditos refinanciados y créditos nuevos, y estamos esperando concluir con otra fase de 1,500 millones más en lo que resta de la administración , indicó el director general de Egresos de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), Miguel Orlando Turriza.

Hasta el momento, de los 125 municipios que conforman el estado, 33 se han adherido a la LCGM y se encuentran en proceso de autorización, tanto para refinanciamiento de su deuda como para nuevas inversiones por un monto total de 1,089.5 millones de pesos.

En tanto, 12 municipios adicionales han manifestado su intención de adherirse y están en el proceso, por un monto total de 409.9 millones, tanto para refinanciamiento como para nuevas inversiones.

Indicó que antes de implementar la LCGM había municipios que tenían deuda contratada con tasas de TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio) más 8 puntos porcentuales.

Hoy con esta línea tenemos un crédito que puede reestructurar el financiamiento a TIIE más 1.47 puntos; el municipio que se adhirió a este esquema empezó a ahorrar más de 6 puntos y medio (en tasa de interés) , señaló el funcionario.

Reestructura

Señaló que varios municipios están por acercarse, pero están tratando de implementarlo primero para que reestructuren sus adeudos y, segundo, para aquellas obras productivas a las cuales pueden accesar a través de este crédito, previa calificación del destino.

Hace un año, Jalisco contrató con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) la Línea de Crédito Global Municipal, con base en la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios, por un monto máximo de 3,000 millones de pesos.

En este caso, el gobierno del estado no funge como aval para la contratación de la deuda por parte de los ayuntamientos, por lo que no arriesga su calificación crediticia.

[email protected]