Guadalajara, Jal. Debido a que “no hay condiciones de que en los próximos días pueda estar operando el ducto Salamanca-Guadalajara”, el abasto de gasolina a Jalisco seguirá haciéndose a través de pipas, afirmó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

“Evidentemente lo que se anunció de que se había abierto el ducto Salamanca-Guadalajara es totalmente falso, para aclararlo de una vez. No se abrió el ducto y no se va a abrir hasta que se resuelvan algunas cuestiones”, indicó el mandatario jalisciense a su regreso a Guadalajara luego de asistir a una reunión con autoridades federales en la Ciudad de México.

Alfaro Ramírez informó que todavía no hay claridad sobre la fecha en que el ducto pudiera estar en operación, pero, dijo, el compromiso de la Federación es aumentar el suministro a 65,000 barriles diarios de hidrocarburo a través de pipas.

Dicha cifra supone un incremento de 13,000 barriles adicionales a los 52,000 que actualmente están llegando a la entidad donde el abasto de combustible se mantiene en 50 por ciento.

“El nivel de abasto sigue en los mismos niveles de lo que había tenido toda la semana anterior, no ha variado mucho”, subrayó el titular del Ejecutivo, y añadió que con esa cantidad “podríamos estar en condición de ir satisfaciendo la demanda cuando menos; esto se podría resolver antes de que termine esta semana”.

“Con documentos en la mano, con un ejercicio de comparación de información, pudimos demostrar que por más que se quiera, en estas condiciones, no hay posibilidad alguna de regularizar el abasto de combustible si no se abre el ducto Salamanca-Guadalajara”, dijo el gobernador.

Desaprovechan importación

En respuesta a la exigencia de la bancada priista en el Congreso local que le exigió apoyar a los empresarios gasolineros para que el estado pueda importar gasolina directamente desde Estados Unidos, Enrique Alfaro reiteró, tras consultarlo con funcionarios federales, que no existe tal posibilidad.

Con datos de la Secretaría de Energía, el Ejecutivo detalló que hay 1,073 permisos para importar combustibles —570 vigentes— de los cuales sólo se han utilizado 41, pero utilizando la infraestructura de Pemex para su almacenamiento, por lo que cuestionó la falta de compromiso del sector empresarial en esa materia.

Compromisos

El gobernador de Jalisco afirmó que el estado colaborará con la administración federal en la vigilancia del ducto una vez que se reabra aunque, aclaró, la seguridad de dichas instalaciones estará a cargo del Ejército mexicano.

“Puse sobre la mesa la disposición del estado para aportar cuantos elementos se necesiten y cuantas patrullas se requieran, para la vigilancia kilómetro a kilómetro del ducto Salamanca-Guadalajara”, acotó.

En tanto, la vigilancia de las pipas será responsabilidad de la Policía Federal, apoyada por elementos estatales.

[email protected]