Guadalajara, Jal. Aunque la ola de violencia e inseguridad que enfrentan Jalisco y el país no son temas que se estén discutiendo en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sí formaron parte de las discusiones cuando se abordó el tema de corrupción, afirmó el presidente de la Cámara Regional de la Industria de la Transformación (Careintra), Juan Porras Brambila.

“El tema de la inseguridad es interno, pero sí se aborda de manera natural porque más allá de ser socios comerciales, también compartimos una frontera y los convenios y la cooperación que hay entre nosotros para tener una frontera segura, pues es de interés natural”, manifestó el también representante de los industriales jaliscienses en el llamado Cuarto de Junto.

“El TLCAN no tiene esos alcances; sin embargo, sí tenemos un capítulo anticorrupción que ya está cerrado y, obviamente, entre más combatas la corrupción más se bajan los índices de inseguridad. Sí lleva una implicación inherente, no se puede excluir”, refirió.

Detalló que el robo a camiones de carga y al ferrocarril son delitos que impactan en toda la industria que pierde competitividad.

De acuerdo con Porras Brambila, ni la incertidumbre por la renegociación del TLCAN ni la generada por el aumento a la inseguridad han afectado la inversión hacia Jalisco en proyectos de corto plazo, aunque admitió que sí podría haber afectación en el mediano y largo plazos.

“En el sector de la transformación estamos creciendo a un dígito todavía; sin embargo, todavía estamos de acuerdo con las tasas de crecimiento a nivel nacional. Las incertidumbre sí podría afectar las inversiones a mediano y largo plazos, pero en el corto plazo, todavía no lo hemos resentido”, concluyó.