Guadalajara, Jal. La incertidumbre sobre el futuro económico de México mantiene detenidas las inversiones en el sector restaurantero de Jalisco, que en el primer semestre de este 2019 registra una desaceleración. 

El presidente de la delegación Jalisco de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Aldo De Anda García, dijo a El Economista que mientras en el 2018 el sector registró crecimiento de 6%, al cierre de este año la proyección es crecer entre 3 y 3.5 por ciento. 

“La proyección de crecimiento en el sector restaurantero, de 10 años para acá, ha sido superior al crecimiento económico del país; es decir, mientras el crecimiento de la economía es de 3 a 4%, el sector restaurantero ha crecido arriba de 7%, normalmente crece al doble”, dijo el empresario. 

Añadió que no obstante que hay inversionistas, principalmente nacionales dispuestos a inyectar su capital en la apertura de nuevos restaurantes en la ciudad, en este momento los proyectos están detenidos en espera de mayor certidumbre en la economía de México.  

Capital gastronómica

De Anda García sostuvo que pese a la situación que atraviesa la industria restaurantera de Jalisco, la entidad se perfila como la “capital gastronómica de México”.

Con 17,000 restaurantes instalados, sólo en el área metropolitana de Guadalajara, el sector genera más de 70,000 empleos directos y es, a decir del dirigente de esa industria, un referente nacional a través de sus corredores gastronómicos de mayor reconocimiento como Chapultepec, Providencia, Chapalita, Punto Sao Paulo, Avenida México y las plazas comerciales.

“Se está tratando de llevar a Jalisco a ser un referente nacional de la gastronomía mexicana. La Secretaría de Turismo y los empresarios restauranteros estamos realizando este esfuerzo”, detalló el presidente de Canirac.

Citó como ejemplo la presencia y crecimiento que han obtenido en otros estados del país, incluyendo la Ciudad de México, franquicias netamente tapatías como Wings Army, Save, Chai, Vancouver Wings, La Flor de Córdova, La Borra del Café, La Tequila, Cervecería Chapultepec y Cuarto de Kilo.

Aldo de Anda atribuyó el crecimiento del sector al mercado de los millenials que, dijo, están marcando la tendencia de la industria.

“El sector restaurantero se ha ido modificando justamente para atraer a estos jóvenes que pareciera que hoy no les importa nada, mandándoles el mensaje de que pueden tener una experiencia favorable en un lugar bueno, bonito y barato”, comentó.   

Seguridad

Aunque la violencia que vive Jalisco ha afectado al sector, el presidente de Canirac Jalisco descartó que sea un factor que por ahora haya provocado una caída en las ventas.

“Sí hemos exigido a la autoridad que haga su trabajo, que enfoque los esfuerzos en la regulación a los restauranteros, pero los esfuerzos deben ser en conjunto porque la inseguridad ya nos rebasó a todos y se va a resolver en la medida que entendamos que es un problema de todos”, dijo De Anda García. 

[email protected]