Guadalajara, Jal. La industria electrónica instalada en Jalisco, dedicada a la manufactura de productos y cuyo margen de ganancia es muy bajo, será la más afectada en caso de que Estados Unidos llegue a aplicar un arancel a las importaciones procedentes de México.

El titular de la Coordinación General Estratégica de Crecimiento y Desarrollo Económico del estado, Alejandro Guzmán Larralde, dijo a El Economista que, principalmente, las compañías que tienen plantas manufactureras en otros países, corren el riesgo de que éstas decidan mover su producción hacia lugares que les resulten más competitivos, lo que provocaría pérdida de empleos en la entidad.

“Las inversiones que más se detendrían son las de las empresas manufactureras de tecnología que trabajan con márgenes muy estrechos. Tenemos que apoyar a estas empresas porque también aportan una buena cantidad de empleo para nuestra región”, explicó el funcionario.

Comentó que la medida arancelaria también pondría en riesgo un porcentaje —aunque no especificó cuánto— de los 200 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa que prometieron a Jalisco las firmas tecnológicas basadas en Silicon Valley de San José California, durante la reciente gira de promoción realizada por empresarios y funcionarios locales.

“Esas inversiones van a ser las más revisadas a partir de esta estrategia del presidente Trump y esto reconfigura escenarios para el sector de manufactura de exportación”, puntualizó.

No obstante, aclaró que el ecosistema tecnológico que tiene el estado está compuesto también por desarrollo de software, diseño e innovación, cuyas cadenas productivas no dependen de la decisión arancelaria del presidente de Estados Unidos.

Estimulación

Debido a que las compañías con márgenes de ganancia más elevados son las que pueden resistir mejor al embate arancelario, el gabinete económico de Jalisco prepara una estrategia basada en estimular las empresas locales a que añadan valor agregado a sus productos.

“Tenemos también biotecnología, tenemos productos médicos y farmacéuticos de exportación, tenemos moda, muebles; es decir, necesitamos seguir inyectando innovación a nuestras cadenas productivas para que puedan exportar con márgenes mucho más amplios y eso es a lo que le vamos a apostar en el segundo semestre del año”, refirió Alejandro Guzmán.

Reiteró que, paralelamente, trabajarán en la diversificación de mercados para lo cual, durante los próximos meses, realizarán una nueva gira de promoción a Estados Unidos y una más a Europa.

[email protected]