Marco Mena, gobernador del estado de Tlaxcala, llevó a cabo la inauguración de la planta de Ferper Springs de México, empresa italiana cuya inversión para la primera etapa del proyecto fue de 3 millones de dólares; se ubicará en Ciudad Industrial Xicohténcatl III, en el municipio de Tlaxco.

Se prevé que la empresa, dedicada a la producción de resortes para la industria automotriz, logre crear 60 empleo formales con dicho proyecto, en su etapa inicial.

El mandatario estatal afirmó que el papel del gobierno es facilitar el camino a quien quiera emprender, poner un negocio o ejercer una profesión, por lo que, destacó, su administración asumirá el compromiso de reducir las dificultades a las que se enfrentan los emprendedores.

Sumado a lo anterior, Marco Mena agradeció la confianza de Ferper Springs en Tlaxcala, y mencionó que la entidad ha registrado números positivos en materia de manufactura pues, independientemente de las adversidades que se presentan en el panorama mundial, Tlaxcala tiene una perspectiva comercial y económica favorable.

Manifestó su intención de que los lazos del gobierno estatal con esta firma italiana sean cada vez más sólidos para beneficio de los tlaxcaltecas.

Por otra parte, Fernando Perillo, CEO de la compañía europea, agradeció el respaldo por parte de la administración estatal en la consolidación de este proyecto.

Durante la inauguración de Ferper Springs de México, estuvieron presentes: el secretario de Desarrollo Económico en el estado, Jorge Luis Vázquez Rodríguez; el cónsul de Italia en Puebla, Stefano Stortoni; la presidenta municipal de Tlaxco, Gardenia Hernández Rodríguez; así como el delegado de la Secretaría de Economía en Tlaxcala, Daniel Corona Moctezuma.

estados@eleconomista.mx