El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, demandó a la Secretaría de Energía presentar un plan para el restablecimiento inmediato del abasto de gasolinas en el país. Afirmó que, si máximo en cinco días no se garantiza el abasto, el gobierno deberá permitir a los particulares importar un mayor volumen de combustible.

El empresario dijo que, por el momento, no evalúan que pueda haber una escalada de precios en los productos alimenticios o en la inflación.

“Esperemos que esto se solucione pronto, que no exista un desabasto, no haya un incremento de precios (de alimentos) y de la inflación. Todo dependerá de que podamos tener acceso a este plan integral”, afirmó Castañón, entrevistado en Palacio Nacional.

“Le estamos pidiendo a la Secretaría de Energía un programa de acciones específicas. Es evidente que Pemex no puede solo, que el programa de mercado abierto para importación y distribución de gasolina pueda fomentarse rápidamente y podamos tener la regularización lo más pronto posible.

“Requerimos que el plan integral contenga tiempos, acciones específicas en donde se pueda regularizar el abasto en donde estamos teniendo desabasto, y que éste no se generalice. Evidentemente es importante saber que 80% de las mercancías se transporta a través del sistema de autotransporte mexicano, esto requiere de combustibles, y esperemos que no tarde más de dos o tres días, como dice el presidente.

“Hemos buscado a la Secretaría de Energía para buscar distintas formas de solucionar. Si sabemos que el plan es integral y tiene tiempos y acciones definidas, podemos administrar tres, cuatro o cinco días con pleno conocimiento de las acciones, si no se tiene fecha es muy difícil administrar los combustibles”, dijo.

Añadió que, si en ese plazo el gobierno no soluciona el problema del abasto de combustible, entonces deberá haber un plan para permitir a los particulares importar un volumen mayor de combustible. “Fomentar, organizadamente, mayor participación de empresas privadas que puedan importar y distribuir gasolinas de manera urgente, con una apertura y transparencia, pero que podamos resolverlo rápidamente”, destacó.

“No lo visualizamos todavía (incremento a la inflación o al precio de alimentos). Hoy el presidente de la Confederación de las Cámaras de Comercio dijo que si esto persiste tendremos un desabasto de alrededor de 10% y esto significará altas presiones para llevar mercancías al país, pero esperemos que esto sea cuestión de días y que no tengamos ningún tipo de repercusión”, aseveró.

Ventas en riesgo

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) afirmó que el desabasto de gasolina en por lo menos 12 entidades del país se suma a otros factores que ya frenan la productividad de las empresas, por lo que se espera enfrentar “la peor cuesta de enero de los últimos años” en México, y de continuar sin combustible se agravará la situación por la falta de suministro de perecederos y diversos productos en las tiendas.

El líder de los comerciantes del país expuso que las autoridades federales han subestimado el problema del desabasto del combustible, pero el resultado son retrasos en la entrega de mercancías y, de seguir así, las pequeñas y medianas empresas serán las principales afectadas al quedarse sin mercancías.

“El inventario de las pymes no es de más de una semana para surtirse (...) si se prolonga (la falta de suministro de gasolina) habrá desabasto en el consumo y eso genera condiciones de pánico que agravan la problemática”, alertó el dirigente de la Concanaco en entrevista.

De entrada, los empresarios afirman que enero del 2019 arrancó con problemas que mermarán las ventas al doble de lo que normalmente se genera en la cuesta de enero. En lugar de presentar una baja de 5% en la comercialización, sería de hasta 10% por las problemáticas.

El problema comenzó de manera incipiente hace dos semanas, pero ya se ha extendido, lo cual urge una solución sin paralizar la economía del país. Así que si “esto se prolonga por una semana más ya vamos a tener ahora sí desabastos”, advirtió.

No caer en pánico: AMLO

La mañana de ayer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que existe un problema de desabasto del combustible, aunque pidió a los ciudadanos no caer en “pánico”. El Ejecutivo no ofreció una fecha exacta para normalizar la disponibilidad de gasolina en las estaciones de servicio. Pese al desabasto de gasolinas en la Ciudad de México y otras partes del país, originado por su plan de combate al robo de combustible, Obrador dijo que no se dejará “someter, vencer, por la delincuencia”.

Agregó que “hay gasolina suficiente en el país, en los centros de acopio de gasolinas, pero no podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para robarse las gasolinas”.

“Por eso se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente. En tanto, estamos cambiando el sistema de distribución utilizando pipas, y esto significa demoras, retrasos y desabasto”, enfatizó.

Afirmó que “sería fácil abrir los ductos y decir: ‘se normalizó ya la situación’, pero mantener a sabiendas el robo”. Pidió a la ciudadanía actuar con prudencia, serenidad, “sin caer en pánico, sin hacer caso a información alarmista, tendenciosa”.

Ayer por la tarde, Petróleos Mexicanos explicó que abrirá nuevamente el transporte por ducto de en algunas regiones del país hasta que éstos se encuentren asegurados.

[email protected]