Puebla. Pue. La empresa Impulsora Latinoamericana de Energía Renovable (ILER), en sociedad con la española Iberdrola, podría invertir más de 630 millones de dólares en Puebla para construir tres parques eólicos en un plazo de cinco años.

El primero de esos tres proyectos, que ya cuenta con autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, tiene previsto iniciar su construcción en abril próximo; se instalará en la región de Esperanza, situado en el centro del estado, y generará 66 megawatts. Su costo aproximado, es de entre 110 y 120 millones de dólares.

Entrevistado por El Economista, Rubén Madero González, director de ILER, explica que en el caso de este primer parque, conocido como Pier 2, Iberdrola tiene 51% de las acciones.

SÍ HAY CONTRATO

En semanas pasadas, el alcalde de Esperanza, Fidel Arcos, reveló a El Economista que desconocía si hubo un contrato de por medio con ejidatarios para la instalación de las antenas.

Al respecto, Madero González menciona que el complejo de aerogeneradores abarcará los municipios de Esperanza, Palmar de Bravo y Cañada Morelos, en donde se arrendó la tierra a 500 ejidatarios por 30 años.

Dentro de los contratos establecidos, cada uno de los labriegos recibirá al año arriba de 18,000 pesos promedio y se les apoyaría con proyectos productivos, tema que estaría a cargo de Iberdrola, que en Oaxaca conformó una cooperativa para el desarrollo de las comunidades.

Explica que la distribución eléctrica se realizará a través de la red de Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que empresas del Grupo PI Mabe, que tiene la marca de pañales Chicolastic, Soriana y Porcelanite, son con las que tienen contratos para el abastecimiento que les representaría hasta 18% de ahorro en luz.

PROYECTADOS OTROS DOS PARQUES

Respecto de los otros dos parques en proceso, detalla que serían de 150 megawatts cada uno. El primero, conocido como Pier, estaría en Cañada Morelos, y el Pier 4 se construiría entre Cañada Morelos, Chapulco y Nicolás Bravo.

Ambos proyectos están concluidos en su elaboración y tienen ambas posibilidades de hacerse si la CFE amplía sus redes de conducción en la zona de Tecamachalco y Tecali de Herrera, para donde están considerados.

Puntualiza que en el caso de estos proyectos no se ha definido la coinversión con Iberdrola, pero que está estimado cada parque en 250 millones de dólares.

miguel.hernandez@eleconomista.mx