Debido a los recientes problemas presentados en el sector energético, principalmente escasez de gas natural y recortes de luz, se estima que ya resultaron afectadas entre 10 y 15% de las empresas industriales que hay en el Estado de México, aseguró el presidente local del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales, Gilberto Sauza Martínez.

En entrevista con El Economista, el líder empresarial mexiquense manifestó que las firmas más afectadas son las que tienen una vocación metalmecánica, por lo que lo más probable es que aumenten los precios de productos como el acero.

“Hay algunas industrias que se verán más dañadas que otras, por lo menos entre 10 y 15% de las empresas industriales tendrán una afectación directa, ¿Cuáles son? las metalmecánicas, todas aquellas que trabajan directamente con calderas”, pronunció.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Estado de México, este porcentaje se traduce en que 2,000 plantas industriales de la entidad han resultado afectadas; asimismo, se prevé la pérdida de hasta 50,000 colaboradores en este primer trimestre del año.

Para el líder empresarial esta situación representa un golpe económico similar o incluso mayor a la parálisis de actividades que se generó durante el año pasado, derivado de la pandemia por Covid-19, esto debido a que no solamente ya están registrando pérdidas económicas y laborales, sino también porque resulta directamente afectada la rama que salvaría a la economía.

Recordó que las actividades industriales, y sobre todo las orientadas a las exportaciones, son las que han estado paleando los efectos negativos de la pandemia en la economía, por lo mismo, si no se les protege se complicaría más el camino hacia la reactivación.

“Si analizamos, una de las fortalezas que hay en la economía mexicana son las exportaciones, sobre todo por lo que produce el sector industrial. Con esta situación estamos lastimando uno de los pilares”, reiteró el empresario.

Otro de los efectos negativos que se sumarán, recalcó Gilberto Sauza, es que no llegarán las inversiones a la entidad mexiquense ni al resto de las entidades federativas. “Esto da mucho menos certeza a los inversionistas, si no tenemos la suficiencia energética para que ellos pongan industria aquí, lógicamente buscarán otro lugar para poder invertir; sí son mensajes dañinos y graves hacia los inversionistas”.

Peticiones a la Federación

Ante los recortes de energía y la incertidumbre de si será una medida temporal o que continuará por el resto del año, el presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México recalcó que como sector industrial mexiquense están solicitando al gobierno federal tres puntos: apoyo en la comunicación con los gobiernos estatales de la Unión Americana, inversión en energías renovables y que se garanticen las reservas energéticas.

“Nuestra posición del sector industrial del Estado de México se basa en tres puntos: uno, pedirle al gobierno federal que intervenga en negociaciones directas con los gobiernos locales de los Estados Unidos; también, es una llamada de atención importante para que podamos invertir en energías renovables, y tercero, que el gobierno federal debe garantizar reservas energéticas”, pronunció.

“Es increíble que en México tengamos reservas energéticas para dos días, cuando lo mínimo es para un mes”, acotó el dirigente empresarial mexiquense.

estados@eleconomista.mx