Monterrey, NL. El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda afirmó que no se vale que mientras el personal médico ha luchado en contra del Covid-19 y ha expuesto su vida, hay una ‘bomba de corrupción’ en Isssteleón, ya que presuntamente, dos sobrinos de Manuel González Flores, ex secretario general de gobierno, habrían ‘amañado’ una licitación, que dejará un litigio por 520 millones de pesos.

“El día de mañana que toca la transición, en Isssteleón queremos que den la cara esos dos sobrinos (de Manuel González) y el director. Cómo es posible que hayan dado contratos millonarios, que nos van a dejar una bomba de 520 millones de pesos, en una paraestatal quebrada, que ha sido caja chica de los gobiernos, por su puesto, (habrá) acciones penales contundentes contra todos los servidores públicos que cometieron irregularidades”, precisó.

Así lo comentó tras la entrega de 150,000 piezas de material médico para el Hospital Universitario, las cuales gestionó como donativo en ciudades de Texas.

“Andamos nosotros como pordioseros en Texas pidiendo donaciones, insumos, vacunas y aquí estos desgraciados robando, eso no se vale y tiene que haber una sanción ejemplar, y les doy mi palabra aquí enfrente de todo el gremio que no se van a salir con la suya, es una vergüenza admitirlo, y más aún que nos demos cuenta hasta ahorita en transición, de otra bomba que nos quieren heredar”, dijo García Sepúlveda.

Reconoció el trabajo de los médicos, enfermeras y personal del Hospital Universitario, que durante más de año y medio ha atendido a la población de todo el noreste del país y algunos que dieron su vida para combatir este virus.

“Me da mucha rabia saber que roban y que hay corrupción en el gobierno (actual), pero me da el triple de rabia saber que lo hagan en el sector salud y en épocas de Covid-19”, señaló.

Cabe mencionar que este martes 21 de septiembre, durante la reunión de transición, Carlos Alberto Morales Rizzi, director de Isssteleón, afirmó: “no traemos ningún pasivo, los contratos terminan el 31 de diciembre, el gasto está presupuestado”.

Se mencionó que Isssteleón opera con un déficit operativo médico mensual de 23 millones de pesos, debido a que el gasto mensual operativo médico es de 99 millones de pesos, sin embargo, entre cuotas, la aportación de trabajadores y el estado los ingresos suman 76 millones de pesos.