A pesar de que los sistemas de pensiones son una presión para las finanzas públicas de los Estados y municipios, este tema no se discutirá en la Ley de Disciplina Financiera para Estados y los Municipios, sino en otra ley que se discutirá a lo largo del año, aseguró Jorge Luis Lavalle, senador del Partido de Acción Nacional (PAN).

Las pensiones es uno de los pendientes del Senado, es una ley diferente a ésta (disciplina financiera), tenemos que revisar todos los sistemas de pensiones del país y eso conllevará todo una serie de discusiones totalmente diferentes .

Recalcó que si bien forman parte de las obligaciones financieras de los Estados y particularmente del país, es una ley que se tendrá que revisar a profundidad para adecuarla a las necesidades y realidad que está viviendo el país, en cuanto al crecimiento poblacional y la esperanza de vida.

Lo que hay que dejar en claro es que si un estado está en una posición desfavorable en sus finanzas públicas, no se podrá endeudar .

Al respecto, el senador Mario Delgado, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), comentó que ya hay varios estados que no sólo tienen problemas de liquidez sino de solvencia en el te4ma pensionario, entonces, la ley que se discutirá hoy, en lugar de replantear el esquema de coordinación fiscal, se les está abriendo la puerta falsa del endeudamiento como solución a sus problemas financieros .

De acuerdo con la calificadora Moody’s, los pasivos no fondeados de las pensiones estatales alcanza un promedio de 104% de los ingresos estatales, ya que hay entidades con una gran presión sobre sus ingresos, como el Estado de México.

Polémica

Por otro lado, Lavalle dijo que la minuta de dicha Ley -que se discutirá este martes en el Senado- pondrá orden y generará estándares o pisos mínimos para poder calificar un endeudamiento como positivo o negativo. Habrá un sistema de alertas que determinará si pueden seguir endeudarse o no, es un sistema que nos va a semaforizar qué estados están siendo responsables , explicó.

La semana pasada, organizaciones civiles como México Evalúa y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias manifestaron su postura en contra de que se permita a los gobiernos estatales el otorgamiento de la garantía del gobierno federal para la refinanciación de deudas estatales.

Expusieron que la deuda registrada no avalada por el gobierno, sino por las participaciones a los estados, es de 3.5% del PIB, pero si se le suma la que se pretende avalar por la federación sería de 3% más, lo que significaría que la deuda estatal se duplicaría.

En contraste, Mario Delgado indicó que esta ley más que establecer controles del endeudamiento y ser más transparente, lo que genera son mayores flexibilidades para que los estados se endeuden.

Comentó que el hecho de que la Secretaría de Hacienda sea la que determinante si se aprueba o no la deuda que soliciten los Estados o municipios sólo incentivará a que se endeuden más y no a tener un mejor manejo de las finanzas públicas locales.

[email protected]