El proyecto de Zonas Económicas Especiales de la actual administración federal toma fuerza.

Ayer, el secretario ejecutivo de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, Enrique Huesca Fernández, y el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, habilitaron el polígono amplio de la zona de Progreso.

Es decir, iniciaron las obras de infraestructura que permitirán a los particulares comenzar a desarrollar las 1,400 hectáreas adicionales a las 320 del gobierno federal.

Enrique Huesca anunció que, en el largo plazo, se prevé la creación de más de 33,000 empleos en 500 plantas, con una inversión en infraestructura de alrededor de 3,161 millones de dólares en esta ZEE.

“México está en una coyuntura que requiere enviar a los inversionistas señales de confianza, de continuidad, de crecimiento económico y atracción de inversiones. Por ello, es muy gratificante ver lo que en Yucatán están haciendo: ver al gobernador saliente acompañado de alcaldes las distintas fuerzas políticas, rodeado por la clase empresarial, los centros educativos en la puesta en marcha de la Zona Económica Especial de Progreso. Las ZEE no son un proyecto de gobierno, sino una visión de Estado”, afirmó.

La zona económica de Progreso tiene como vocación productiva la creación de Tecnologías de la Información y Comunicación, aprovechando la presencia de más de 250 empresas dedicadas a las telecomunicaciones y la disponibilidad de personal altamente calificado.

Con una superficie de 1,751 hectáreas, la ZEE de Progreso brindará oportunidades de empleo de calidad a más de 1.1 millones de personas en los municipios de Progreso, Kanasín, Umán, Hunucmá, Mérida, Conkal, Chicxulub Pueblo y Ucú, valiendo la cercanía de la Península de Yucatán con los Estados Unidos a través del golfo de México, la riqueza cultural de la región maya y el clima de seguridad de la entidad.

La puesta en operación de la Zona es resultado de un trabajo conjunto entre los gobiernos federal, estatal y municipales, pero también de los legisladores federales y estatales y, sobre todo, de la sociedad que adoptó este proyecto y participó en su puesta en marcha a través de Mesas de Trabajo, los Consejos Técnicos y el involucramiento de las instituciones de educación superior, señaló el secretario ejecutivo.

En la ZEE se pondrá en marcha un esquema de triple hélice en el que empresas, universidades y gobierno contribuyen en la producción software y hardware.

Esfuerzos

“Gracias a este esfuerzo conjunto, todo está listo para que la próxima administración federal, con una visión como la que tiene a favor del desarrollo del sur-sureste, pueda concretar y cosechar los frutos de una visión de largo plazo y que logre cambiar de forma estructural las regiones más pobres de nuestro país, ya que las ZEE pueden convertir a México en uno de los mejores destinos para la inversión”, puntualizó Huesca Fernández.

Las siete ZEE son Puerto Chiapas (Chiapas); Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán-Guerrero); Coatzacoalcos (Veracruz); Salina Cruz (Oaxaca); Progreso (Yucatán); Seybaplaya (Campeche), y Dos Bocas (Tabasco).

Centro de Inteligencia Artificial será la primera inversión de ZEE

Un Centro de Inteligencia Artificial del Grupo Plenum se convertirá en la primera inversión que activará la Zona Económica Especial (ZEE) de Progreso, con lo que se cristaliza este proyecto que detonará el crecimiento tecnológico de Yucatán.

En el marco de la habilitación del polígono amplio, que estuvo a cargo del gobernador Rolando Zapata Bello y el secretario ejecutivo de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE, Enrique Huesca Fernández, la empresa anunció su interés por arrancar con un primer terreno de 100 hectáreas, de las cuales 20 servirán para un primer bloque que aspira a convertirse en el recinto de este tipo más grande en Latinoamérica.

De igual forma, se informó que el gobierno estatal dispondrá de un predio aledaño a la ZEE de 12 hectáreas para instalar un centro de servicios; es decir, con recursos por 9 millones de pesos que ya están disponibles, se edificará oficinas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto de Capacitación para el Trabajo, al igual que aulas de formación y para soft landing, así como la inserción gradual de otros negocios que añadan valor.

También se creó la Agencia para el Desarrollo de Yucatán, que permite que el territorio tenga participación en los procesos administrativos, a fin de que la autoridad estatal, junto con las inversiones locales y extranjeras, opere de manera colaborativa la ZEE.

Zapata Bello añadió que la ZEE, al ser única en su tipo en el país enfocada a las Tecnologías de la Información y Comunicación, se convertirá en un espacio de oportunidades orientado hacia el rumbo de la economía del futuro, que es el de las disciplinas disruptivas.

Huesca Fernández indicó que se prevé que dentro de un año ya podrán verse instalados los primeros parques industriales y apreciarse físicamente las secciones en las que estará conformada la ZEE.

Asimismo, se iniciaron los trabajos que, con una inversión de 5 millones de pesos, habilitan el camino para la construcción de lo que será el centro integral de servicios y de la Ventanilla Única de la ZEE de Progreso. (Redacción)

[email protected]