Cancún, QR. La empresa Gulf México inauguró dos nuevas gasolineras en Cancún y su primera estación marina a nivel nacional para el abastecimiento de embarcaciones.

Además, anunciaron que a más tardar en el 2019 se abrirá una nueva planta de almacenamiento operada por la firma Hidrosur que les permitiría abastecer desde Puerto Progreso la demanda de combustibles de la Península de Yucatán.

Sergio de la Vega, presidente de Gulf México, informó que la inversión inicial en Cancún asciende a los 4 millones de pesos, pero los planes de la firma a mediano plazo es conquistar 20% del mercado, lo cual equivale a inaugurar 37 nuevas gasolineras en los próximos años.

Con su arranque en Quintana Roo, suman ya el octavo estado en el país donde tienen presencia, también con el objetivo de captar 20% del mercado en todo México, es decir, una red cercana a 2,000 gasolineras que contribuyan a generar hasta 20,000 plazas laborales.

El directivo explicó que Cancún no es sólo una ciudad más donde inauguran gasolineras de la marca Gulf, sino que desde hace dos años hicieron del destino la base de su centro de desarrollo tecnológico, desde donde capacitan al personal, pero también desarrollan la plataforma tecnológica que les permite el manejo de toda la red de estaciones en el país.

La inversión, tanto en el centro de desarrollo tecnológico como en la contratación de empresas locales como proveedoras para el desarrollo de soluciones tecnológicas, asciende a los 250 millones de pesos en los últimos tres años, aseguró Sergio de la Vega.

Gulf México ya había anunciado con anterioridad que el desarrollo tecnológico podría convertirse en otra división de negocios de la empresa, a través de la creación de soluciones digitales para grupos gasolineros en el país desde Cancún.

Almacenamiento

El directivo adelantó que en los próximos meses se inaugurará una terminal de almacenamiento en Puerto Progreso, Yucatán, a cargo de la firma Hidrosur, con capacidad para 360,000 barriles de combustible.

Actualmente, dijo, la Península de Yucatán demanda un aproximado de 25,000 barriles diarios que se movilizan vía carretera una vez que se descargan en Puerto Progreso.

Se trata de una de las primeras terminales privadas de almacenamiento individual en todo el país y Gulf México importará a través de ella el combustible con el que suministrará la demanda en la Península, añadió.

De la Vega desestimó las opiniones vertidas recientemente en la convención de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo realizada en Cancún, donde se anticipó que la Península sería una de las zonas con los precios más altos de gasolinas por la falta de infraestructura de almacenamiento en toda la zona.

Además de la planta de Hidrosur, refirió que la Península se encuentra relativamente cerca de Houston y Miami, por lo que la importación de combustibles no debe ser mucho más cara respecto de los costos de importación hacia el centro y la frontera norte del territorio mexicano.

[email protected]