Guadalajara, Jal. La Terminal 2 (T2) del Aeropuerto Internacional de Guadalajara, que se construye como parte del plan de inversión 2020-2026, será la primera en América Latina, en su escala y en su tipo, en contar con la certificación internacional NetZero, que se otorga a los edificios nuevos que generan cero emisiones de carbono y cuya demanda energética neta sea aprovechando la energía solar y del viento para su producción.

“Lo primero es iniciar con una arquitectura bioclimática, una arquitectura de alta eficiencia, particularmente el envolvente; lo que quieres es lograr el máximo desempeño energético desde el punto de vista de los elementos pasivos; la fachada, la azotea, el acristalamiento”, explicó Ulises Treviño, director general de la empresa consultora Bioconstrucción y Energía Alternativa, responsable del proyecto.

Al participar en el panel Desarrollo de Infraestructura Sostenible, en el marco del Real Estate Business (REB) Summit Guadalajara 2021, detalló que, además del diseño óptimo desde el punto de vista de arquitectura y materialidad, se requiere un equipamiento de alta eficiencia las soluciones de climatización, iluminación, servicio y seguridad.

Luego, dijo, “lo dotas de los sistemas de energía renovable que sean requeridos para neutralizar esa mínima demanda que lograste en el proyecto y, finalmente, hacemos una cuantificación de las emisiones de gases de efecto invernadero que están asociadas a los materiales y la energía operativa, y toda esa cuantificación energética y de carbono es certificable cuando en 12 meses, puedes llegar a un cero absoluto”.

Según el director del aeropuerto, Martín Pablo Zazueta, la inversión en el Plan Guadalajara asciende a 15,000 millones de pesos a valores del 2019, mismos que se irán actualizando durante el plazo de ejecución de las obras.

El Plan Guadalajara consta de dos fases; la primera, que concluirá en el 2024, consiste en terminar la segunda pista y la remodelación de la actual terminal, y la segunda, que concluirá en el 2026 con el segundo edificio terminal y sus respectivas plataformas.

estados@eleconomista.mx