Ante los recortes que se realizaron en el Ramo 23 para el ejercicio del 2019 se tuvo que optar por el regreso de la Tenencia y así poder seguir con la mejora de infraestructura carretera de Guanajuato, aseguró Edmundo Alain Soto Torres, subsecretario de Administración de la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración de la entidad.

El funcionario estatal dijo a El Economista que en el estado de Guanajuato a partir de este año se estableció un impuesto a vehículos de lujo (cuyo valor sea superior a 500,000 pesos sin el Impuesto al Valor Agregado), y que es equiparable a la tasa impositiva de la Tenencia.

“Este impuesto se usa para la parte vial de Guanajuato, en sí es para la mejora de infraestructura de carreteras. Se regresó la Tenencia para fortalecer los ingresos que iban destinados para el mantenimiento carretero. Este año se usarán los recursos de este nuevo impuesto vehicular en lugar de los que se jalaban del rubro de Ramo 23, nosotros usábamos los de este ramo para las mejoras de caminos viales”, señaló.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para el 2019 se estableció un recorte de 43,467 millones de pesos en el Ramo 23 Provisiones Salariales y Económicas, respecto del monto aprobado en el 2018, es decir, una disminución nominal de 27.8% a nivel nacional.

Soto Torres detalló que en el esquema de Tenencia en la entidad destaca que los vehículos híbridos y eléctricos están exentos del pago. “Para nosotros es muy importante mantener una política a favor de la energía renovable, la parte del transporte público paga 10% del total de la Tenencia”.

Destacó que, debido a las actividades económicas que se desarrollan en Guanajuato, como automotriz y turismo, se necesita que las vías carreteras estén en condiciones óptimas.

“Los recursos que hemos obtenido por la Tenencia van dirigidos a la parte de infraestructura vial, todos sabemos que Guanajuato es una de las entidades con mejor infraestructura vial, y más cuando se trata de carreteras”, manifestó.

El subsecretario de Administración hizo hincapié en que se hizo un estudio profundo para reunir los suficientes recursos estatales, a falta de los federales, para seguir manteniendo en buenas condiciones las carreteras.

Aseveró que el último año donde se cobró este tipo de impuesto vehicular fue en el 2011, pero con la creación de este gravamen, expuso, se buscó obtener más ingresos a falta de recursos federales, ya que se reformuló la asignación de distribución que solía hacer la Federación.

“Con el regreso de la Tenencia estatal, también desarrollamos en el portal digital un simulador para que la ciudadanía pueda calcular el impuesto vehicular y sepa cuánto pagará”, indicó.

Más elementos

El funcionario comentó que conoce la propuesta del presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, sobre federalizar la Tenencia vehicular, a lo que agregó que es necesario que se contemplen más elementos para poder discutir si se federaliza o no el impuesto que pertenece a los gobiernos estatales y, particularmente, se tiene que discutir cómo se repartirían los recursos.

“La verdad se tiene que ver el tema de la repartición, el impuesto que hay en Guanajuato es muy claro. Antes de tomar una postura tenemos ver cómo la aplicaría la Federación”, enfatizó.

Edmundo Alain Soto expresó que algunos de los estados vecinos de Guanajuato han tomado medidas similares para mantener la infraestructura carretera.

“También en Querétaro se está haciendo este ejercicio, por supuesto con sus diferencias, creemos que es una buena forma de seguir con la mejora de obra pública”, precisó.

[email protected]