Puebla, Pue. El gobernador, Miguel Barbosa Huerta, anunció que analizará la posibilidad de adelantar parte del aguinaldo a los burócratas para que compren en el Buen Fin, con el fin de ayudar al mercado interno como parte de la reactivación económica.

Durante su rueda de prensa virtual, explicó que este tema lo planteará a la Secretaría de Planeación y Finanzas para que determine la cantidad a disponer, lo cual no implicará recurrir a la Federación.

Puntualizó que la administración estatal tiene garantizados los recursos para cubrir salarios y aguinaldos, debido a que se ha tenido un manejo responsable de las finanzas.

El gobierno tiene alrededor de 4,500 sindicalizados, por lo que sería uno de los sectores beneficiados en caso de concretarse la iniciativa.

La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) en Puebla estimó ventas por 8,500 millones de pesos en la onceava edición de El Buen Fin, mientras que en el 2020 dejó como derrama 8,100 millones de pesos.

Barbosa Huerta consideró que el consumo en el mercado interno a través de dicha campaña de promociones y descuentos ayudará a los comercios.

Los negocios que participarán en la campaña durante los siete días estarán otorgando descuentos a partir de 5% en adelante, pero dependerá de cada establecimiento.

No obstante, el mandatario poblano exhortó a los consumidores a comprar con responsabilidad y no comprometer los recursos que tienen para evitar deudas a largos plazos.

La administración estatal dio luz verde la semana pasada para que todos los negocios reabran con 100% de aforo, entre ellos bares y salones sociales, los cuales estuvieron cerrados más de un año.

estados@eleconomista.mx