Las metas del gobierno de Hidalgo para fortalecer y mejorar la situación económica de la entidad son disminuir la dependencia del capital que llega de Estados Unidos y generar mayor participación de la Iniciativa Privada local en el desarrollo de infraestructura en la entidad.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del estado (Sedeco), José Luis Romo Cruz, explicó que la apuesta por la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED), así como del empresariado nacional, es parte de un proyecto a largo plazo, el cual prevé que en 30 años Hidalgo será uno de los motores económicos del país.

Este proyecto, ahondó, se rige en que se invierta en cuatro sectores estratégicos: de movilidad sustentable, energético, de desarrollo agroindustrial y químico farmacéutico. “Hay un quinto sector maleable, que es de servicios, enfocado principalmente en materia de telecomunicaciones”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Hidalgo ocupa el lugar 21 en aportación al Producto Interno Bruto de México, con una aportación de 1.5%; destaca que el estado se encuentra por encima de entidades como Yucatán, Guerrero, Oaxaca, Aguascalientes, Zacatecas y Baja California Sur.

En entrevista con El Economista, el secretario dijo que es importante que una entidad no dependa totalmente de los capitales de un solo país (Estados Unidos), ya que factores, como cancelación de tratados internacionales, pueden poner en peligro las inversiones. “Apostar por una diversificación, que más países inviertan en un estado ayuda a que haya más dinero y se generen empleos”.

Sobre ello, enunció que recientemente se reunió con el canciller Marcelo Ebrard, para que se le pueda ayudar a Hidalgo con la vinculación internacional, y así se genere una alianza efectiva con otros países.

“Lo que vimos y pedimos en esta reunión fue que nos ayuden con la participación de ferias internacionales, que en los centros de negocios internacionales vayan representantes de las entidades, que Hidalgo cuente con diferentes herramientas. Estamos trabajando de la mano, es muy importante no bajar la guardia en términos de promoción para atraer inversiones”, enunció.

Por otra parte, el titular de la Sedeco puntualizó que las inversiones nacionales, así como el apoyo a los pequeños y medianos empresarios, son puntos vitales para que la entidad hidalguense pueda crecer, por lo mismo desde el 2018 se trabajó por un marco jurídico llamado “Alianzas productivas”, el cual fue aprobado por el Congreso local.

“Las inversiones nacionales son igual de importantes que la Inversión Extranjera Directa, debemos crear condiciones ideales para que ambas se puedan expandir, nosotros no vamos a dejar a ninguno de lado, los dos marcos de inversión son igual de vitales”, señaló.

Indicó que la Ley de Alianzas Productivas de Inversión “es un marco jurídico que permite que el sector privado participe en proyectos de índole público, como desarrollo de infraestructura”.

“Antes de él no había un marco que contemplara a las empresas, este marco nos abre la oportunidad de empezar más proyectos y generar infraestructura. Ésta es la ley más avanzada y mejor calificada en América Latina, incluso por la misma Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos”, aseveró.

En operación

Romo Cruz aseguró que a poco más de dos años y medio de que inició la administración estatal de Omar Fayad, se han acumulado inversiones nacional y extranjera por 51,000 millones de pesos; para el 2019 se prevé que lleguen 10,000 millones más.

“La administración estatal pasada manejaba montos de inversión por 4,000 millones de pesos al año, ya pasamos a 51,000 millones, han sido 40 inversiones, de ellas más de 50% ya está en pruebas o en operación —acabó su etapa constructiva—, y 14 de éstas 40 ya están en construcción, el resto está en proyectos ejecutivos. Y se están abriendo y operando negocios en Hidalgo, todos enfocados en movilidad sustentable, sector energético, desarrollo agroindustrial, químico farmacéutico y telecomunicaciones”, sostuvo.

Puntualizó que estos resultados son parte de la estrategia de diversificación, que busca no depender de Estados Unidos y que trata de que lleguen más capitales de países como China, Francia y España.

“En cuanto a composición de IED, traíamos la estructura que hay en el país de depender de Estados Unidos, 80% de la IED que llegaba a Hidalgo venía de la Unión Americana. Queremos reducir eso, y por eso está nuestra estrategia de diversificación”, finalizó.

[email protected]