El campo queretano es uno de los principales receptores de los apoyos que brindan las tres instituciones de financiamiento que operan en el país, dado que alcanzó los 1,600 millones de pesos en el 2010, informó el delegado en Querétaro de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca, Desarrollo Rural y Alimentación (Sagarpa), Carl Heinz Dobler.

Del 2006 al 2010, los créditos otorgados por Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) tuvieron una tasa de crecimiento anual positiva de 11.2%, alcanzando en el 2010 un total de 1,137 millones 37,000 pesos, de los cuales 41.7% fue para apoyar a la actividad ganadera, 39.1% a la agricultura y 19.2% al financiamiento rural.

En tanto que Financiera Rural incrementó su presencia en el campo queretano, toda vez que entre el 2005 y el 2009 quintuplicó los créditos otorgados en el estado, pasando de 85 a 475 millones de pesos, con una tasa de crecimiento anual de 42%, una de las más altas a nivel nacional.

En cuanto al Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo), a partir del 2004 se comenzó un descenso sostenido, al pasar de 140 a 138 millones de pesos en el 2009. En ese año se beneficiaron a más de 30,000 productores de maíz, sorgo, alfalfa y frijol, 72% de los cuales trabaja en parcelas de temporal.

San Juan del Río y Amealco recibieron, en conjunto, la tercera parte de los apoyos otorgados por Procampo. Uno de cada 10 de los campesinos más beneficiados obtuvo 41% de los apoyos; no obstante, se encuentra por debajo de la media nacional, que es de 53 por ciento.