Banco de México advirtió que la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) tuvo un impacto económico desde diciembre pasado, y ya fue evidenciado en la contracción del sector manufacturero en el centro del país.

El director de Investigación Económica en el Banco de México (Banxico), Daniel Chiquiar, estimó que esta caída del sector manufacturero se irá matizando al paso del tiempo, incluso este mismo año conforme se desarrollen otros proyectos de infraestructura.

“Sí. La cancelación de la construcción del aeropuerto ya tuvo un efecto económico que ha sido mucho más notorio en el sector de la construcción de la región centro, específicamente en la capital del país”.

Durante la presentación del Reporte sobre las Economías Regionales trimestral, subrayó que el impacto económico de la cancelación del proyecto será temporal.

En el reporte, que es desarrollado a partir de una serie de entrevistas entre directivos empresariales en las cuatro regiones divididas por el Banxico, esgrimen que la cancelación de la construcción del NAIM y el incremento de la inseguridad han alimentado la incertidumbre de los inversionistas con impacto en sus expectativas.

Sostienen que el efecto sobre el deterioro del sector de la construcción en particular ya fue recogido por el Producto Interno Bruto del último trimestre del año pasado.

“La disminución de la actividad respondió en parte a una reducción en la demanda de productos metálicos en la industria de la construcción, una reacción asociada a la cancelación del NAIM”.

Las entidades integradas en la región del centro, referida por el Banco de México como la afectada por la cancelación del NAIM, son: Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala.

IED, afectada también por inseguridad

En el documento, Banco de México precisa que los directivos empresariales anticipan menor flujo de inversión extranjera ante la expectativa de menor crecimiento en el 2019.

“Los directivos consultados señalaron que la cancelación del NAIM podría disminuir los flujos de inversión extranjera directa hacia dicha región (centro)”.

En el reporte, integraron por primera vez una encuesta a los directores empresariales de las regiones para conocer los factores que identifican como limitantes del crecimiento local.

En esta primera entrega, destacaron los problemas de inseguridad pública; aumento de precios de insumos y materias primas, y la incertidumbre sobre la situación económica interna, como los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica en su entidad federativa.

En esta primera encuesta trimestral que realizan entre los directivos, que forma parte del reporte regional, identificaron también a la corrupción, e incertidumbre por política interna, como dos obstáculos adicionales de presión para el PIB regional.

Gobernabilidad preocupa más en el sur

El funcionario matizó que, si se agrupan por grandes temas, las respuestas líderes, se puede concluir que “al igual que sucede con los especialistas del sector privado, es la gobernanza la mayor preocupación para directivos empresariales”.

El funcionario destacó que la preocupación por el tema de gobernanza, que incluye inseguridad pública, corrupción e incertidumbre por políticas internas, pesa más en las regiones del sur del país (33% de respuestas); seguida por la de los directivos del centro norte (30.6%) y del centro norte 27.3 por ciento.

Las cuatro regiones que analiza Banxico son la norte: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas. Centro-norte, que considera a Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas. Centro, integrada por Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, y sur, donde ubican a Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Ganan 4.1% durante el mes

Repuntan bonos del NAIM en marzo

Los valores de los títulos del cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) reflejan un incremento de 4.10% en lo que va del marzo.

Particularmente el contrato que vence en el 2047 y que cotiza en la Bolsa de Berlín refleja un precio por unidad de 88.87 dólares al día de hoy.

Sin embargo, desde que se dio a conocer el anuncio de la recompra de los bonos del NAIM, el pasado 19 de diciembre del 2018, por un monto de 1,800 millones de dólares, de los 6,000 millones de dólares en bonos verdes que se emitieron en el mercado extranjero para financiar el proyecto aeroportuario, los papeles acumulan una pérdida de 1.98% al pasar de 90.66 a 88.87 dólares del cierre de la jornada bursátil.

Según declaraciones del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, el monto restante, 4,200 millones de dólares, iría disminuyendo 200 millones de dólares por año; esto quiere decir que el adeudo por dicho proyecto cancelado terminará de pagarse en 20 años.

La operación de la recompra de bonos se cerró el pasado 24 de diciembre, declaración que realizaría Arturo Herrera Gutiérrez, subsecretario de la dependencia.

Los bonos sufrieron una baja en la calificación por parte de la agencia Fitch Ratings, aun con la aceptación de los bonistas y la disminución de la deuda neta. La evaluación dejó los papeles en “BBB” desde “BBB+”, con perspectiva negativa.

Los recursos antes mencionados se sumaron a un monto de 120,000 millones de pesos, mismos que serían utilizados para atender los compromisos relacionados con la terminal aeroportuaria, cuya construcción ya se había comenzado en Texcoco, Estado de México. (Redacción)

[email protected]