Las entidades deben contemplar dos escenarios para que puedan realizar estrategias óptimas de reactivación económica post Covid-19: restricción de ingresos federales y desaparición de una parte de la Iniciativa Privada, aseguró, José Carlos Rodríguez Pueblita, socio fundador de Pondera Lab, firma especializada en ciencia de datos.

En entrevista con El Economista, explicó que la mayoría de los estados ya se encuentran elaborando sus planes de reactivación económica, sin embargo, recomendó que los gobiernos locales revisen antes sus estrategias antes de aplicarlas, tomando en cuenta que el retorno a las actividades no es lo mismo que la reactivación económica, “y así eviten tomar decisiones erróneas”.

Detalló que regresar a las actividades significa que los sectores económicos vuelvan a operar con protocolos sanitarios, mientras que la reactivación económica es efectuar “acciones decisivas para asegurar que la economía siga presentando dinamismo”, contemplando varios factores, como cuántas empresas desaparecieron por la pandemia, el número de empleos perdidos, los menores ingresos federales y locales y la recesión económica en el país.

Rodríguez Pueblita manifestó que uno de los primeros pasos a seguir para la reactivación es que cada entidad almacene por medio de una base de datos, información desagregada sobre cuántos hogares, industrias, unidades económicas hay, y la situación que enfrentan; “ese tipo de herramienta se necesita fortalecer para desarrollar estrategias, es hacer un mapeo de las actividades económicas y de la sociedad a nivel local, eso nos permitirán saber la letalidad de empresas y las áreas de oportunidad”.

“Debe haber un sistema confiable de rastreo y muestreo a nivel local de enfermos por la pandemia”, dijo.

Recalcó que con estas acciones, contemplando el difícil contexto económico, el siguiente paso a seguir es que las entidades apliquen de manera eficaz los recursos públicos que tienen, “deben focalizar y diferenciar qué empresas son las que tienen mayor liquidez y más oportunidades de crecer, es decir, los gobiernos van a tener que seleccionar cuáles son las empresas más viables para reactivar la economía”.

“Si buscan reactivar a partir de subsidios generalizados no va a funcionar. Tienen que identificar a quién dárselos para mantener la capacidad de gasto, hay que ser muy cuidadosos”, acotó.

José Carlos Rodríguez recalcó que otra acción que los gobiernos estatales deben considerar es la ayuda en la creación de empresas, ya que con el virus surgieron otras necesidades, “deben ser cuidadosos en ver por quién invierten”.

Economías diversificadas

El especialista señaló que las economías diversificadas serán las que tengan mayores oportunidades para reactivarse.

Además, externó que aquellos estados que dependen más del sector turístico serán los que enfrenten más dificultades y mayor letalidad de empresas, como Baja California Sur y Quintana Roo, ya que esta actividad es la más afectada por el Covid-19, cuyo futuro no se ve alentador, “la gente no tendrá solvencia y no se permitirán que muchas personas se reúnan”.

“El panorama se ve mejor para el Bajío, región conformada por Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí, ya que están diversificando su economía y han entendido que no solamente deben depender de la manufactura. También el panorama se ve bien para la Ciudad de México, que es una entidad más corporativa”, precisó.

[email protected]