Cancún. QR. Sumado A los nueve proyectos que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó para Yucatán, está en puerta un parque eólico adicional en el municipio de Dzilam de Bravo, al norte de la Península. Se trata de una inversión de 2,000 millones de pesos a cargo de la firma del mismo nombre del proyecto: Central Eólica de la Península.

En la Manifestación de Impacto Ambiental se lee que este proyecto eoloele?ctrico tendrá una capacidad de 60 megawatts (MW), el cual se interconectara? al Sistema Eléctrico Nacional mediante una línea de transmisión aérea de Alta Tensión, que ira? desde la subestacio?n principal del proyecto hasta el punto de interconexio?n de la Comisión Federal de Electricidad.

El proyecto será desarrollado en un predio de forma irregular que se ubica junto a los ranchos San Luis y San Isidro, del citado municipio de Dzilam.

Estara? compuesto por una serie de aerogeneradores interconectados entre si? mediante una línea de Media Tensión subterránea que concentra la energía generada por los aerogeneradores, que la transporta hasta la Subestacio?n Colectora del proyecto. Contempla la instalación de 29 turbinas Gamesa G114-2.1MW , explicó Héctor Padilla Gutiérrez, director de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder).

En consulta por oposición

Este proyecto se encuentra en fase de consulta pública para obtener los permisos de impacto ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Cabe recordar que proyectos eólicos anteriores en Dzilam de Bravo enfrentaron una seria oposición de organismos ambientalistas, como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el cual en el 2013 exigió a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales negar los permisos ambientales a un parque eólico también en la costa de Dzilam de Bravo, pues aseguraban que se trata de una zona de conservación con aprovechamiento de muy baja intensidad , que no permite actividad industrial ni uso de maquinaria de excavación.

Otros proyectos aprobados

Independientemente de este proyecto, en marzo pasado, Yucatán resultó beneficiado con nueve de los 18 proyectos que formaron parte de la Primera Subasta Eléctrica de Largo Plazo convocada por la Secretaría de Energía. El primero en tramitar los permisos ambientales fueron los parques eólicos Chacabal 1 y 2. También ya inició trámites ambientales la firma Vega Solar para el Parque Solar Ticul A.

De acuerdo con la información del Centro Nacional del Control de Energía, Yucatán captará una inversión total por 1,915 millones de pesos en los nueve proyectos.

En total se asignaron 1,344 MW de capacidad, que se estima podrán generar un millón 818,626 MW/h al año, con dos tecnologías: eólica y solar-fotovoltaica.

La Asociación Mexicana de Energía ha informado que de los nueve proyectos, el más grande será el Parque Eólico San Ignacio, que se estima que inicie operaciones en el 2017 pese a que aún no inicia trámites de impacto ambiental. Este parque eólico tendrá inversión chino-mexicana y sería el primer proyecto en México con esta mezcla de capitales.

[email protected]