El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció la construcción de una planta desalinizadora en el municipio de Los Cabos, Baja California Sur, con una inversión de 1,000 millones de pesos, así como obras de infraestructura urbana y mejoramiento de viviendas para rescatar a las colonias marginadas por 600 millones de pesos.

Lo anterior, en el marco de la presentación del programa de mejoramiento urbano Mi México Late, para dotar de infraestructura a las colonias de las ciudades turísticas en las que habitan los trabajadores de ese ramo de distintas zonas del país.

Acompañado por el gobernador de la entidad, Carlos Mendoza Davis, el Ejecutivo federal detalló que, “ya no queremos que haya el contraste ofensivo de hoteles de gran turismo y colonias marginadas con pobreza, sin servicios de agua, sin drenaje, sin nada”.

Ante el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Román Meyer, quien estará a cargo del programa, López Obrador manifestó que estas acciones también se concretarán en colonias de Quintana Roo, Acapulco, Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, entre otras zonas turísticas.

En el acto, el mandatario federal hizo hincapié en que se debe cuidar el turismo, ya que es una actividad que genera empleos y destacó que este año los dos estados que están creciendo más en creación de empleos formales son Quintana Roo y Baja California Sur, precisamente por el turismo.

Detalló que se decidió iniciar el programa en esta ciudad turística por la importancia que reviste y enfatizó que se apoyará también para que las personas regularicen sus terrenos y obtengan sus escrituras, así como con el mejoramiento de vivienda.

Impulso

En tanto, Carlos Mendoza Davis afirmó que el programa de mejoramiento urbano coincide con la visión en la entidad de su modelo turístico, ya que este sector es fuente de crecimiento económico, empleo formal, buenos salarios, menor pobreza y vivir mejor. (Con información de Notimex)