El año pasado, la industria de la construcción en Colima edificó obras de infraestructura por un valor de 4,500 millones de pesos, lo que significó un incremento de 25% con respecto al 2011.

Así lo dio a conocer Óscar Nicolás del Toro Gómez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en el estado, quien detalló que, del monto neto, 2,000 millones de pesos correspondieron a obras con dinero federal, 1,500 millones a operaciones estatales y 1,000 millones a capital municipal.

Fue un año excelente, esperamos que, con las autoridades federales que acaban de iniciar, tengamos mucho mayor ingreso .

El resultado -asegura- obedece a una buena labor de promoción de la administración local, el apoyo del gobierno federal y un ambiente de seguridad.

DA SOPORTE EL CRECIMIENTO

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el 2011, Colima fue el estado con el mayor crecimiento en el Producto Interno Bruto, al avanzar 10%, cuando la expansión promedio estatal fue de 3.9 por ciento.

Este crecimiento va aumentando, se han inyectado inversiones para la mejora de infraestructura y todo esto da certidumbre y confianza. La derrama económica se queda aquí y estamos muy satisfechos , afirma.

Entre las principales obras que se construyeron en el 2012, se encuentran la Terminal Especializada de Contenedores en el Puerto de Manzanillo, la segunda etapa de la aduana, carreteras, distribuidores viales, ampliaciones, desniveles, hospitales, clínicas y obras de urbanización.

Los municipios donde la actividad se mostró más activa son Colima capital, Manzanillo, Tecomán, Villa de Álvarez y Comala.

Esta tendencia positiva, asegura, beneficia a las más de 205 empresas, que generan más de 30,000 empleos directos.

erick.ramirez@eleconomista.mx