Ante la saturación que hay en seis de los 22 parques industriales de la entidad, los empresarios están en la búsqueda de nuevas áreas para el asentamiento de las industrias, dado que si bien hacen falta espacios, la llegada de inversiones no se detiene.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Jorge Carbonell, los parques Benito Juárez, Jurica, Bernardo Quintana y El Marqués son algunos de los que se encuentran al tope de su capacidad.

Dicha situación ha obligado a iniciar la búsqueda de nuevas reservas territoriales, con el objetivo de ofrecer opciones a las empresas que llegan.

Explicó que a pesar de esta situación, la ventaja en Querétaro es que se les puede ofrecer alternativas como el Parque Tecnológico, en el municipio de El Marqués, o el Parque Querétaro, en la capital del estado. Además de un área de alta atracción que se encuentra a un costado del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro.

Hoy no sólo hay demanda de desarrollos habitacionales , dijo, también de espacio para las industrias que buscan establecerse en el estado, lo cual es consecuencia del desarrollo económico, la seguridad y calidad de vida; se trata de compañías cada vez más exigentes en términos de infraestructura física, porque no sólo es el requerimiento de naves industriales, sino de espacios con alta tecnología.

Jorge Carbonell aseveró que Querétaro está preparado y es fuerte, comparado con otras entidades federativas para la atracción de inversiones, dado que está preparado con infraestructura. La labor de las autoridades de traer industria tecnológica de alto nivel está manifestándose en los ciudadanos que van a tener un mayor poder adquisitivo .

El estado cuenta con disponibilidad de naves industriales, desde los micro parques, hasta espacios especiales, lo que representa una plataforma que cualquier industrial quisiera, por su ubicación y desplazamiento, así como vías férreas, vías terrestres y aéreas.

Son 4,236 industrias con 44 plantas industriales en Querétaro, en donde actualmente las empresas están cambiando, ya que hoy son más tecnológicas, lo que está modificando la calidad de las compañías.

sirse.rosas@eleconomista.mx