Puebla, Pue. La Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias local postergará hasta el 2022 la realización de cinco proyectos que representarían inversiones por 90 millones de pesos, enfocados a tecnologías de la información, emprendimiento y diseño.

Martha Yolanda Domínguez Trejo, presidenta de la agrupación, comentó que en marzo de 2021 tenían la intención de arrancar al menos dos proyectos, pero la liberación de créditos se retrasó dos meses y luego llegó la tercera ola de contagios de Covid-19.

Indicó que parar tanto tiempo las actividades por la pandemia de Covid-19 implicó que reestructurarán los proyectos de inversión, en que participan 20 de las 50 socias, respecto a tiempos de ejecución y cambio de sedes previstas.

En cuanto a la generación de empleos, dijo que no la puede precisar aún, hasta arrancar la primera inversión que será un centro de desarrollo tecnológico y de capacitación para mujeres que están laborando en el área de ingenierías o están estudiando, pero enfocado a la creación de software.

Refirió que este año no fue como esperaban en recuperación económica, pero lograron mantener los más de 400 empleos que generan también en el sector del diseño, construcción, bienes raíces, restaurantero, entre otros.

La dirigente confió que el 2022 sea positivo porque los proyectos llevan dos años de retraso considerando los tiempos de elaboración, además que se habrían subido de costos hasta 15 por ciento.

Puntualizó que la ciudad de Puebla continúa siendo el punto donde se concretaron las inversiones, lo cual llevaría tres años y no menos tiempo, porque deben ser cautelosas mientras siga la pandemia.

“Las mujeres empresarias son más cuidadosas en el dinero que los hombres, pero la crisis económica no ve sexo y afectó a todos en diferentes proporciones, pero supieron sus socias administrarse para paliar la situación y evitar despidos”, ahondó Domínguez Trejo.

Expectativas

Sobre los otros proyectos, recordó que son dos centros de emprendimiento para el sur y norte de la Angelópolis, los cuales dependerán del interés de mujeres por buscar oportunidades de negocio para detonar su propia empresa a través de la capacitación, ya que hay una contracción de los mercados.

Indicó que servicios industriales y mantenimiento tecnológico es lo que ha sacado a flote a las empresarias, porque las grandes fábricas se han reactivada y otras requieren tener mejor tecnología para el trabajo a distancia.

Respecto a las otras dos inversiones, la dirigente no quiso adelantar más datos, hasta no ver que se logre aunque sea uno de los proyectos, del cual ve 90% de posibilidades de que se realice.

estados@eleconomista.mx

kg