La visita a Querétaro del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ocasionó una caída en ventas para los comerciantes del Centro Histórico de hasta 85 por ciento.

Las pérdidas económicas por tal situación alcanzarían 1.5 millones de pesos, esto derivado del cerco de seguridad implementado por la visita del primer mandatario, quien encabezó el aniversario de la promulgación de la Constitución.

Alfredo Serrano Valdés, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Querétaro, acusó que este año el operativo de seguridad paralizó el primer cuadro de la ciudad desde el miércoles por la tarde, situación que se prolongó hasta la tarde del jueves.

Siempre que hacen este tipo de eventos registramos una caída de 85% en ventas; nadie quiere visitar el Centro Histórico, pero es nuestro negocio y no podemos simplemente no abrir , expuso.

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico afilia a 450 negocios establecidos, mismos que generan alrededor de 1,350 empleos directos.

De un promedio en ventas de 4,000 pesos por día, el 5 de febrero los comerciantes registrarían únicamente 600 pesos.

No hay acceso al Centro Histórico; nadie puede pasar, y si lo intentas te piden la credencial de elector. Es una molestia para el cliente, y si no tienen la necesidad, prefieren no venir , denunció Serrano.

La afectación alcanzaría también a los empleados de los comercios instalados, de acuerdo con Alfredo Serrano, mientras que algunos trabajadores llegan tarde, otros optan por no ir a trabajar.

Estrategia

El líder de los comerciantes planteó que los mercaderes no están en contra de que se realicen eventos como el realizado ayer.

No obstante, sugirió una estrategia por parte de las autoridades para aminorar las afectaciones que ello conlleva para los prestadores de servicios.

Necesitamos medidas que beneficien a las dos partes (...) Siempre hemos tratado de ver ese tema, pero no nos hacen propuestas claras , lamentó.

lourdes.duran@eleconomista.mx