Al tomar el cargo al frente de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, de la coalición Juntos Haremos Historia, virtual ganador, se enfrentará con un problema: la deuda pública.

El plazo promedio de vencimiento ponderado por el monto de financiamiento que ha solicitado Veracruz asciende a 20.5 años a pagar al cierre de marzo del 2018, siendo una de las tres entidades del país en rebasar los 20.0 años.

Mientras que en deuda la demarcación se encuentra en el cuarto lugar nacional con el monto más alto de compromisos por 47.940,8 millones de pesos al saldo de marzo del año en curso; un aumento de 19.8% en comparación con el cierre del 2012, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Además, de los estados con elecciones para gobernador, Veracruz es el único estado que se ubica en semáforo amarillo (endeudamiento en observación) en el Sistema de Alertas.

Eufemia Basilio Morales, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, comentó que la principal tarea a la que tendrá que prestar atención el gobernador será tratar de disminuir los niveles de deuda que se presentaron con las pasadas administraciones.

“La entidad es una de las que más compromisos ha contraído y podría representar un problema insostenible a largo plazo. Considerando que los niveles inflacionarios están creciendo”, señaló.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, José Luis de la Cruz Gallegos, expuso que la entidad ha tenido este comportamiento derivado de la corrupción que se manifestó anteriormente, por lo que además se tendrá que reactivar el sector energético que se vio afectado con una menor producción en el 2017.

Asimismo, declaró, es necesario tratar de generar nuevos perfiles industriales que impulsen la economía del estado para que de este modo pueda diversificar sus actividades y no sufra descalabros como el que se observó en el sector energético, el cual tuvo un efecto negativo en las industrias relacionadas.

Ajustes

Héctor Magaña Rodríguez, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, agregó que, en general, el gobierno tendrá el reto de ajustar las finanzas públicas para que una vez saneadas puedan  atraer inversiones a la entidad.

Basilio Morales destacó que otros temas que representarán gran trabajo en el estado son el combate al desempleo, la inseguridad que afecta para que lleguen más capitales, incentivar el turismo y devolver la confianza a los ciudadanos de sus gobernantes.

[email protected]