Durante el tercer trimestre de este año, para las 16 delegaciones de la Ciudad de México se estimó un gasto de 18,315.1 millones de pesos, de los que se ejercieron 17,729.3 millones, lo que representa 96.8% de avance presupuestal y una variación de -3.2%, según datos de la Secretaría de Finanzas de la capital del país.

En las principales delegaciones las variaciones, sin considerar las partidas centralizadas y adquisiciones consolidadas, fueron negativas, es decir, se ejerció menos de lo programado.

Iztapalapa tuvo un gasto programable de 2,626.8 millones de pesos, de los que se ejercieron 2,504.3 millones, una variación (entre el programado y ejercido) de -4.7 por ciento.

Lo anterior se explica por la estimación de erogaciones por concepto de sueldos y prestaciones, que resultó superior a las necesidades reales de operación registradas durante el periodo en las distintas áreas que integran la delegación. Mientras en inversión pública, estaban en proceso de estimación los avances correspondientes a los trabajos de rehabilitación en los centros de desarrollo social, para su pago correspondiente.

La delegación Cuauhtémoc tuvo un gasto programable de 1,716.0 millones de pesos y 1,619.2 ejercidos, que representa una variación de -5.6 por ciento.

En inversión pública la variación obedeció a que estaban en proceso de revisión las estimaciones de obra de los proyectos de rehabilitación de los parques España y Morelia, así como de rehabilitación del alumbrado público, pavimento, banquetas y guarniciones en diferentes colonias de la demarcación, por lo que una vez concluido dicho proceso el pago correspondiente se reflejará presupuestalmente.

Por su parte, Azcapotzalco registró una variación de -7.7%, dado que tuvo un gasto programable de 869 millones de pesos y 802.6 millones ejercidos.

En este caso, las erogaciones por concepto de servicios personales fueron inferiores a lo programado debido a que se tomaron en cuenta todas las plazas vigentes y al existir programas de jubilación el recurso no se ejerce en su totalidad, indica el informe de avance trimestral de la Secretaría de Finanzas.

Lo que respecta a inversión pública, la variación corresponde a que los proyectos ganadores del presupuesto participativo en la delegación, referentes a banquetas y guarniciones, talleres de naturaleza y pintura y fachadas, estaban por realizarse; asimismo, estaban en proceso de revisión y autorización distintos proyectos en materia de desarrollo social.

Tlalpan mostró una variación de -5.4% al tener un gasto programado de 1056.1 millones de pesos, frente a 999.4 millones ejercidos.

En esta demarcación se especifica que la construcción de un centro de salud se reprogramó para el siguiente trimestre.

La delegación Gustavo A. Madero tuvo un gasto programable de 2,014.9 millones de pesos y 1958.9 millones ejercidos, lo que significa una variación de -2.8 por ciento.

Esta dinámica se explica debido a que algunas acciones de colocación de tinacos, aplicación de pintura e impermeabilización a viviendas de la demarcación, que se tenían previstas para el periodo, serán concluidas en el último trimestre del año.

[email protected]