Tijuana, BC. La entidad ocupa el segundo lugar nacional en generación de empleos formales durante enero de este año, con la apertura de 10,898 nuevas plazas aseguradas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sólo detrás de Nuevo León, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado.

Sin embargo, la queja recurrente es que los salarios de estos empleos oscilan entre los 1,200 y 1,500 pesos semanales, insuficiente para hacer frente al crecimiento en los precios al consumidor, que en los casos de Mexicali y Tijuana alcanzó 6.34 y 6.55% anual en la primera quincena de febrero del 2017.

El director ejecutivo de Empleo Nuevo, Noé Morales, dijo que el rechazo que la población ha mantenido para ingresar a un trabajo con estos salarios ha obligado a que las empresas locales incrementen los sueldos o cambien de estrategia para hacer los empleos más atractivos.

Hay una empresa que hace rines que apenas en diciembre pagaban 1, 200 pesos y hoy lo mínimo son 1, 600 pesos. Y lo hicieron porque no tuvieron de otra, la gente no quiere estos salarios porque no les alcanza, y las fábricas se están quedando sin gente .

Además, advirtió que en Tijuana por lo menos unas 170,000 personas cobran 1,200 pesos cada semana, aunque hay otras, en menor proporción, que alcanzan los 1,600 pesos junto con prestaciones, pero hay casos aislados como Toyota donde el sueldo llega hasta los 2,700 pesos semanales.

Por su parte, el director del Servicio Nacional de Empleo en Baja California, Rodolfo Enríquez Martínez, afirmó que estos salarios continúan siendo un problema para la gente, que piensa en la escalada de precios que arrancó desde inicio de año, primero con el costo de la gasolina, el gas, la electricidad e incluso la canasta básica.

Lo primero que le pedimos a las empresas que nos piden ayuda para contratar es que los salarios sean atractivos, sabemos que es lo primero que la gente rechaza y por eso no se queda, es un problema constante porque no hay salario que alcance .

Explicó que el problema para las empresas es que no todas pueden incrementar sus salarios cuando también les aumentó el costo de los insumos, ya que con la depreciación del peso frente al dólar los productos que compran también tienen un precio más alto.

Nivel de ingresos

Además, se suman otros factores que merman el mercado laboral. El primero es el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS en la entidad, que en enero del presente año aumentó 1.89% a tasa anual, el menor nivel en 14 meses.

El segundo, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de la población ocupada de Baja California (1.6 millones de personas), 31.9% recibe de dos hasta tres salarios mínimos, 21.6% de uno a dos y 4.9%, hasta un salario mínimo; mientras sólo 8.3% de los ocupados recibe más de cinco salarios mínimos.

[email protected]

Crece empleo con salarios bajos