Monterrey.- A unos 10,000 millones de pesos podría ascender el costo de reconstrucción de la infraestructura dañada por el huracán "Alex" en su paso por Nuevo León, estimó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

También anunció que se dará por terminado el ciclo escolar a partir del próximo lunes de 5 julio en los niveles de educación básica. Solamente acudirán maestros y personal administrativo a los planteles para concluir sus labores oficiales.

"Es un estimado mucho muy preliminar (los 10,000 millones de pesos), puede ser mucho más o menos", dijo.

De acuerdo con los cálculos de especialistas de la Secretaría de Desarrollo Urbano estatal, tan sólo para la reparación de las vialidades destruidas se requieren alrededor de 6 mil millones de pesos.

El mandatario estatal indicó que a la brevedad se pondrá en marcha un "Plan Maestro de Reconstrucción" de la infraestructura dañada, con el apoyo de la iniciativa privada local y varias dependencias del gobierno federal.

Además se implementará un Programa de Horarios Escalonados para laborar en las empresas, en prevención del caos vehicular que se registrará a partir de la siguiente semana en la zona metropolitana, añadió.

Expresó que paralelamente se establecerá un Programa de Reposición de Aparatos Dañados, para ayudar a las miles de familias cuyas viviendas resultaron dañadas por las intensas lluvias.

Medina de la Cruz informó que habrá ajustes a las tarifas de agua para brindar apoyo a la población en estos momentos de crisis sin precedentes para el estado, sin entrar en detalles.

Durante una reunión del Comité de Contingencias Hidrometeorológicas, el gobernador refirió que más de 160,000 familias permanecen sin el suministro de agua potable en sus viviendas.

Además, continuó, casi 27,000 clientes siguen sin el suministro de energía eléctrica en sus casas, debido a fuertes problemas de abasto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Resaltó que en los últimos tres días han brindado atención a mas de 9,000 familias damnificadas en los 202 albergues instalados en la entidad, donde se ofrece comida, ropa y atención médica, principalmente.

El gobernador recomendó a la población del área metropolitana que no consuma el agua potable, ya que el vital líquido está muy sucio por las filtraciones de lodo en los 10,000 kilómetros de tuberías.

Igualmente alertó a los nuevoleoneses porque en las próximas semanas se incrementará el riesgo del dengue, debido a los fuertes acumulamientos de agua y desperdicios en las viviendas.

Señaló que el próximo lunes comenzará a reunirse con funcionarios de varias dependencias federales para agilizar los apoyos destinados al programa de reconstrucción de infraestructura en el estado.

BVC/apr