Cancún, QR. Pese a que se esperaba que en enero del 2021 se reactivasen los cruceros hacia Cozumel y Mahahual, la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo no tiene programado ningún atraque a lo largo de este primer mes del año.

En caso de mantenerse así, la parálisis de esta industria estaría extendiéndose ya por 10 meses y medio, luego de que se cancelaran todos los itinerarios de las navieras desde la segunda quincena de marzo del 2020.

A principios de noviembre del año pasado, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés) informó que se mantendrían suspendidas las operaciones desde Estados Unidos durante todo el 2020, debido a las restricciones sanitarias por el Covid-19.

“Mientras trabajamos para poner en práctica un camino a seguir, nuestros miembros han acordado extender nuestra suspensión actual de las operaciones en los Estados Unidos hasta el 31 de diciembre. Esta acción brindará tiempo adicional para alinear la extensa preparación de protocolos de salud de la industria con los requisitos de implementación bajo el marco de trabajo condicional de los CDC. Requisitos de prueba de Covid-19 de fase inicial y navegación para la protección de la tripulación”, se lee en comunicado de la CLIA.

Basado en esta información, Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, anticipaba a finales del 2020 que en enero de este año se reactivarían las operaciones de cruceros, sin embargo, algunas navieras como Disney Cruise Line han extendido la suspensión hasta el 31 de este mes por la pandemia.

En otras navieras como la Royal Caribbean Cruises, las reservaciones más próximas que se pueden hacer son hasta el 6 de marzo, zarpando desde Galveston, Texas.

En agosto del año pasado, el gobierno municipal de Cozumel dio a conocer que las pérdidas en la isla sumaban los 3,000 millones de pesos, pero confiaban entonces que pasadas las elecciones en Estados Unidos se reanudase la actividad.

Cozumel es el tercer municipio del país más golpeado por la crisis derivada de la pandemia, con más de 12,000 empleos directos perdidos.

estados@eleconomista.mx