Monterrey, NL. En Nuevo León y Tamaulipas están en proceso de construcción dos parques eólicos, como parte del impulso a las energías renovables que realizan ambas entidades.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, recorrió las instalaciones del Parque Eólico El Mezquite, en el municipio de Mina, donde se instalarán 100 generadores que producirán alrededor de 250 megawatts.

La planta generará energía limpia suficiente para abastecer a más de 150,000 hogares en promedio; la inversión de la empresa Cubico México será superior a los 320 millones de dólares y se espera que genere hasta 800 empleos.

El mandatario afirmó que se trata del tercer parque que se construye en la entidad y se espera una nueva inversión en el municipio de China.

Explicó que el proyecto va a generar energía para el consumo doméstico y tradicional, “esto le va a permitir al sistema nacional de energía tener los subsidios en el campo para tener tarifas más baratas”.

Osvaldo Rance, director general de Cubico México, comentó en septiembre del año pasado que este proyecto le va a vender en los próximos 15 años a la Comisión Federal de Electricidad suministro básico, el cual se encarga de llevar la energía al sector residencial de bajo consumo, principalmente al sector del agro.

La construcción del parque inició en septiembre del 2017 y estará listo en abril del 2019.

En puerta

En tanto, el titular de la Comisión de Energía de Tamaulipas, Andrés Fusco Clynes, realizó un recorrido de supervisión por el Parque Eólico Salitrillos, ubicado en Reynosa, el cual tendrá una capacidad de producción de 103 megawatts, en el primer semestre del 2019.

El parque Salitrillos es operado por la compañía italiana Enel Green Power, y es la primera planta eólica que instala en Tamaulipas.

Su capacidad inicial era de 93 megavatios, pero tras un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad se decidió ampliar para alcanzar los 103 megawatts.

En este parque se invirtieron 120 millones de dólares, está basada en el modelo de Sitio de Construcción Sostenible de Enel, que incluye tanto la medición del impacto socioambiental del proyecto, así como acciones dirigidas a mejorar este indicador, a través de sistemas de ahorro de agua, reciclaje de residuos y capacitación de la población local.

Con la puesta en marcha de 12 parques eólicos en la entidad, serán generados en total más de 1,500 megawatts de energía, equivalente a 65% de la energía que consume el estado.