Querétaro, Qro. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) avaló la factibilidad de la construcción del Acueducto III, proyecto de infraestructura hidráulica para abastecer de agua potable al estado.

La dependencia federal planteó tres opciones; la más viable es la de traer el agua de Tzibanzá, localidad ubicada en el semidesierto del estado, explicó el gobernador Mauricio Kuri González.

"La Conagua ya nos dio la factibilidad de traer el agua de allá. Se tiene que hacer un estudio ejecutivo para ver de qué forma se puede atraer el agua y lo que costaría", declaró.

El siguiente paso es generar el estudio del proyecto, fase que requerirá de casi cinco meses, para entonces determinar la fuente de financiamiento.

El costo podría oscilar entre 6,000 y 12,000 millones de pesos, que dependerá del estudio y las especificaciones del proyecto. 

Mauricio Kuri refirió que el nuevo acueducto podría garantizar el suministro por los próximos 50 años.

La Comisión Estatal de Aguas emitirá una licitación, con la finalidad de que a finales del próximo año se cuente con las bases de la iniciativa.

"El proyecto empieza en enero, son cinco meses de proyecto para ya tener las bases a finales del próximo año", precisó el mandatario.

A la iniciativa planteada por el gobernador le antecede el sistema Acueducto II, que actualmente abastece a áreas de la zona metropolitana.

En febrero del 2011 se inauguró el sistema Acueducto II, que se construyó con el propósito de dar sustentabilidad al suministro de agua potable durante los próximos 30 años, permitiendo la estabilización del acuífero del Valle de Querétaro; por medio de 123 kilómetros de acueducto se transporta agua potable de noroeste a suroeste, atravesando el río Pánuco y la cuenca Lerma-Chapala, para abastecer con agua limpia.

estados@eleconomista.mx