Cancún, Qroo. En tanto no se resuelva el asunto legal de fondo, el Dragon Mart nose cancela, aseguró en entrevista exclusiva el director y socio comercial de la empresa, Juan Carlos López Rodríguez, quien aseguró que no están pensando en llevarse el proyecto a ninguna otra parte.

El día de ayer, Guillermo Haro Vélchez, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), anunció que dicha dependencia clausuró las obras en el predio El Tucán, de 562 hectáreas, donde a principios del 2014 había comenzado a construirse el showroom Dragon Mart Cancún, el cual se presentó en el 2011 como el más grande distribuidor de mercancías chinas en Latinoamérica.

Según el procurador ambiental, un juez de distrito desechó el amparo promovido por la empresa, mismo que hasta el momento le había impedido a la Profepa proceder con la clausura pese a haber interpuesto dos multas por más de 21 millones de pesos a los promoventes del proyecto.

Tras realizar una inspección en el predio, explicó el funcionario, se encontró que éste se encuentra en terrenos forestales. Además, el predio en cuestión sí está ubicado en un ecosistema costero con presencia de manglar. Por último, la Profepa constató que los promoventes del proyecto incumplieron las medidas correctivas que se les habían ordenado a mediados del 2014.

La dependencia dijo que se encuentra coadyuvando con la PGR para aportar elementos que permitan la consignación de responsables.

Litigio llevará aún 10 meses

El director de Real Estate Dragon Mart Cancún dijo por su parte que estos procedimientos a que hace referencia la Profepa aún se encuentran sub júdice, es decir, pendientes de resolución judicial definitiva.

Teníamos una suspensión definitiva, pero Profepa argumentó en el juicio que inspeccionaron nuevamente el predio porque se los ordenó un juez, entonces se sobreselló el amparo; ahorita la clausura es simplemente una consecuencia de forma, el fondo del asunto sigue en litigio y se llevará por lo menos unos 10 meses más , explicó.

El asunto sobre el que aún debe resolver el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa es si en efecto el Dragon Mart tenía que tramitar el cambio de uso de suelo ante una instancia federal o sólo le bastaba con obtener los permisos estatales que le fueron entregados por el gobierno de Quintana Roo.

El empresario dijo que los socios de la firma determinaron desde marzo del 2014 no seguir invirtiendo recursos en tanto el asunto legal no quedara zanjado, pero que ello no significa que haya una cancelación del proyecto. Simplemente esperaremos al desenlace final del juicio para tomar una determinación .

A nivel local, las cúpulas empresariales se manifestaron en favor de que el proyecto haya sido clausurado, pues había muchas cosas poco transparentes.

Juan Manuel Peraza, dirigente local de la Coparmex, aseguró que la clausura era un desenlace que se venía venir.

Dragon Mart

[email protected]