Además de precisar que se debe revisar la situación financiera de cada una de las alcaldías por los cambios de administraciones, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, descartó un incremento presupuestal para lo que resta de este 2021.

Derivado de las últimas peticiones de la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX) sobre incrementar los recursos presupuestales para el último trimestre de este año para enfrentar los pendientes, la mandataria local que no es posible darles más dinero.

Además, refirió que los nuevos ediles tienen que apegarse al Presupuesto de Egresos que fue aprobado por el Congreso local para este año.

“Lo que sí no hay, ni para el gobierno central, ni para ninguna otra entidad, es un incremento en los recursos porque sencillamente no hay recursos”, expuso.

Sheinbaum Pardo señaló que los nuevos alcaldes tendrán que hacer una revisión sobre los recursos que cuentan.

En esta semana, la UNACDMX dio a conocer que se encuentran próximos a terminar el proceso de transición de las administraciones, por lo que los ediles electos informaron que no “hay claridad” sobre los recursos que están dejando a las administraciones entrantes.

Informaron que se les está ocultando información relevante sobre los presupuestos, y tienen estimaciones sobre la necesidad de más recursos.

Asimismo, los integrantes de la UNACDMX hicieron la solicitud a los gobiernos salientes para que se extiendan los contratos hasta fin de año, en especial en temas tan prioritarios como la renta de patrullas, contratos de policías y servicios públicos.

El alcalde electo de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe Echartea, dio a conocer que la demarcación que gobernará cuenta con un déficit presupuestal de 83 millones de pesos. Y adelantó que auditará todos los procesos de adquisiciones para la alcaldía. 

estados@eleconomista.mx