La i nflación avanzó a mayor ritmo en las ciudades de la frontera norte que en el resto de México, debido a la relación comercial con Estados Unidos (alrededor de 80% de los insumos son importados de ese país).

En marzo de este año, de las 46 principales ciudades, los mayores aumentos de los precios al consumidor, a tasa anual, se presentaron en Matamoros, Tamaulipas (7.20%); Tijuana, Baja California (7.37%); Mexicali, Baja California (7.62%); Tepatitlán, Jalisco (7.99%), y Ciudad Acuña, Coahuila (8.89%), de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al comparar la variación anual de igual mes del 2016, los mayores avances se registraron en urbes de la frontera norte: Tijuana (de 2.78 a 7.37%), Matamoros (de 2.11 a 7.20%), Ciudad Acuña (de 1.66 a 8.89%) y Mexicali (de0.17 a 7.62 por ciento).

Ante este panorama, el analista de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), Humberto Aguirre, mencionó que la liberación de precios de los energéticos y la depreciación del peso frente al dólar son los dos principales factores que han hecho que estas ciudades registren los mayores niveles de inflación.

Tiene que ver con la temporalidad, la estacionalidad en primer lugar y obviamente al ser ciudades fronterizas les pega más que a las ciudades internas , aclaró.

En tanto, Raymundo Tenorio, especialista del Tecnológico de Monterrey, explicó que en el componente de ponderaciones del índice de precios al consumidor, quien tiene mayor porcentaje es vivienda propia, donde tiene que ver con consumo de electricidad, gas doméstico, telefonía; por lo que ese concepto que representa 14% como ponderador, es el que tuvo mayor incidencia en el incremento de precios en estas ciudades .

Los productos como el aguacate, limón y gasolinas de bajo y alto octanaje mostraron en estas ciudades los mayores incrementos en sus precios, mientras que en bienes como cebolla, jitomate y chile serrano, una baja en sus cotizaciones.

Humberto Aguirre señaló que en ciertas ciudades los precios de los energéticos son más altos que en otras por la cercanía que tienen del abastecimiento, pero también los productos agropecuarios subieron de precio por los costos en la producción agrícola y en el transporte.

La producción agrícola también requiere de energía, entonces esto se ha trasladado ya al precio de los mismos; también estos precios son estacionales, hay algunos que son más altos, y si le sumas el costo de los energéticos para producirlos y para transportarlos se ve reflejado también en el incremento .

Raymundo Tenorio indicó que el aumento en el precio del aguacate se trata de un caso en el cual la oferta interna es menor a la oferta externa; la mayor parte de las cosechas, aseveró, se están exportando, entonces la oferta que se queda en el mercado nacional es limitada.

En sentido contrario, Tapachula, Chiapas (3.93%); Huatabampo, Sonora (3.85%); San Andrés Tuxtla, Veracruz (3.74%), y Tehuantepec, Oaxaca (3.29%) fueron las ciudades que registraron los niveles más bajos de inflación.

Al respecto, el analista de la EBC mencionó que la inflación se da por jalón de costos y por el empuje de la demanda. Es posible que en estas ciudades se haya dado esa doble combinación; es decir, por el lado de los costos no pegó tan alto como en otras ciudades, y por el lado de la demanda tampoco presionó al alza .

Objeto de gasto

En Ciudad Acuña, los productos con los mayores incrementos en marzo de este año fueron aguacate, gasolinas de bajo y alto octanaje, tomate verde y limón; mientras que los bienes a la baja fueron chile serrano, chile poblano, plátanos, cebolla y jitomate.

En Tepatitlán, los objetos de gasto que incrementaron sus precios fueron limón, antibióticos, aguacate, servicios turísticos en paquete y harinas de trigo; los que fueron a la baja: medicinas homeopáticas y naturistas, chile serrano, chile poblano, cebolla y jitomate.

[email protected]