Las personas y empresas en el estado que realizan actividades vulnerables al lavado dinero tienen hasta el 17 de enero del 2014 para registrar y presentar sus avisos de operaciones e informes ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), para evitar multas que pueden llegar hasta los 4.4 millones de pesos.

De acuerdo con el director del Área Fiscal Corporativa de Smart Business Consulting, José Antonio Villaseñor Sarvide, este nuevo marco jurídico traerá como consecuencia una carga administrativa mayor para quienes estén obligados a los procesos de identificación y de reporte.

Por la falta de claridad en las reglas y la divergencia de criterios entre obligados, asesores y autoridades, los particulares pueden verse en situaciones de incumplimiento que les lleven a sanciones económicas muy fuertes, e incluso a posibles revisiones por parte de las autoridades , explicó.

Anteriormente, el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro, Sergio Ledezma Martínez, dijo que la entrada en vigor de esta ley representa un paso en el combate a las operaciones de procedencia ilícita. Recomendó ubicar el tipo de actividad, cumplir con la obligación fiscal y ser transparentes en las operaciones de compra-venta.

ACTIVIDADES VULNERABLES

Dentro de las actividades vulnerables se encuentran el comercio de joyería, de bienes inmuebles y vehículos; desarrolladores inmobiliarios, arrendadores de inmuebles, empresas que prestan dinero con o sin garantía como las casas de empeño, fedatarios públicos y agentes aduanales, explicó el especialista de Smart Business Consulting.

Al 27 de diciembre, 27,280 personas se han registrado en el portal de Prevención de Lavado de Dinero del SAT y sólo han generado 55,595 avisos de operaciones e informes en cero. No obstante, se estima que alrededor de 350,000 personas y empresas con actividades vulnerables deben darse de alta.

Su implementación a través del Reglamento y las reglas que para tal efecto se han emitido han sido desafortunadas , dijo.

Lo anterior, debido a que las autoridades han sido omisas en aplicar una estrategia correcta de comunicación, lamentó.

Villaseñor confió en que durante los próximos años, y con la experiencia que vaya adquiriendo la autoridad en este tema, se irán viendo ajustes importantes, así como la emisión de criterios que ayuden a cumplir cabalmente.

Mientras esto ocurre, es necesario que las empresas o personas que realizan actividades vulnerables en Querétaro cuenten con el apoyo de especialistas que los asesoren con la finalidad de evitar sanciones, agregó.

En diciembre del 2012, la LVII Legislatura local aprobó de manera unánime las modificaciones a los códigos Penal y Fiscal de la entidad, para prevenir el lavado de dinero en Querétaro.