Querétaro, Qro. Los estados que integran las regiones centro y norte del país entrañan las expectativas más positivas de recuperación económica, debido a la inherencia que tiene estas economías estatales con el comercio exterior, con emisión de exportaciones y la recepción de Inversión Extranjera Directa (IED).

La vocación exportadora de ambas regiones motiva el ánimo de recuperación, frente a la puesta en marcha del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la fabricación de equipo automotor hacia el mercado norteamericano, entre otros factores, visualizó el analista Erick Guerrero Rosas.

A este panorama se suman las políticas económicas que ha discursado la nueva administración estadounidense, concernientes a reforzar el intercambio comercial de Norteamérica y al desarrollo de la industria manufacturera, esta última es pieza clave en ambas regiones.

“Joe Biden quiere garantizar que la industria estadounidense gane el siglo XXI, y la industria mexicana ubicada en los estados del centro y norte del país también tendrá buena perspectiva. Querétaro, Guanajuato, Nuevo León, Chihuahua, Baja California, son los estados que han tenido vocación exportadora, son los más ligados al T-MEC”, pronunció el especialista.

Entidades localizadas en ambas regiones, dijo, también se caracterizan por su participación en la industria automotriz, que a la vez resulta elemental en el valor de las exportaciones y en el intercambio comercial con Estados Unidos.

“Ahí es donde se van a ver las oportunidades, por la industria de exportación, todo lo que tenga que ver con la logística, economía digital. Antes de la pandemia ya se veía qué sectores venían empujando muy fuerte en México, está la industria automotriz, con estados como Puebla.”, apuntó.

Las exportaciones mexicanas en el sector médico es otro eslabón que impulsa la participación de las entidades en el comercio exterior, principalmente de Tamaulipas, Nuevo león, Coahuila, Chihuahua, Baja California. Así como el empuje que en el 2020 tuvo la industria logística y el comercio electrónico.

En contraste, se vive un rezago generado por el detenimiento en la industria aeroespacial, en la cual Querétaro no ha sido la excepción, además de otras entidades de la región norte.

La atracción de IED también se observa como otro motor de recuperación económica para los estados mexicanos, particularmente de las regiones referidas.

“En los flujos de inversión productiva los estados del centro y norte son los que más absorben; aunque algunas empresas registran la IED en Ciudad de México, llevan a cabo la inversión en estos estados del país, básicamente en centro y norte, Nuevo León destaca, Jalisco, Estado de México. En Veracruz tiene cierta lógica porque está el corredor económico del sur que dentro de algunos años va a tener un impacto muy fuerte”, acotó Guerrero Rosas.

Referente al sur-sureste, agregó, el proceso de desarrollo económico no será inmediato, aunado a que se prevé que el impulso de proyectos estratégicos, como el Tren Maya, podrá apreciarse en un largo plazo.

estados@eleconomista.mx