Tijuana, BC. La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) Tijuana solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) cambiar el padrón de precios estimados que utiliza para la importación de vehículos, ya que desde su aplicación los establecimientos dedicados a este servicio prácticamente han desaparecido.

Desde la administración del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, la dependencia relaciona año y modelo de los automóviles a un precio que considera es el promedio y, con base en ello, aplica el impuesto para su importación.

El presidente de la Canaco Servytur Tijuana, Mario Escobedo Carignan, insistió en que la cotización que impone la Federación es más alta de la que pagan los comerciantes; sin embargo, para no registrar pérdidas tuvieron que aumentar el precio a los clientes.

Evidentemente estos precios son altísimos en comparación con los costos en que los comerciantes adquieren las unidades en los remates , indicó.

Explicó que por ello presentaron una propuesta a la SHCP, para actualizar los valores de los precios estimados y que se incluyan nuevos años y modelos en el anexo, debido a que muchos modelos nuevos, al no estar incluidos, se van a un esquema genérico que los hace caros de importar.

Un ejemplo de ello, dijo Escobedo Carignan, es el Versa, que en promedio tiene un costo de 4,000 dólares y la compra al exterior cuesta 1,700 dólares.

Además, plantearon que los vehículos con dos, tres y cuatro años de antigüedad pudieran acreditar su origen,con base en un certificado que emita el exportador que incluso pudiera ser expedido por el vendedor, para que con éste pague el arancel para su importación.

Nuevas reglas

El presidente de la Cámara mencionó que, además, las actuales reglas que recién entraron en vigor el 2 de mayo pasado no contemplaron cambios en los precios estimados.

Aunado a ese problema, manifestó que el nuevo esquema tampoco permite detonar al sector dedicado a la venta de unidades usadas, debido a que han encarecido los costos de importación de este tipo de automotores, lo que ha provocado el cierre de cientos de negocios del giro en toda la franja fronteriza.

Las propuestas para solucionar los problemas fueron presentadas durante una reunión entre comerciantes del Grupo Especializado de Autos Usados, de la Canaco-Servytur Tijuana, así como personal de las unidades de la SHCP referentes a la legislación y planeación tributaria, a quienes pidieron esquemas más competitivos.

Entre las nuevas medidas que entraron en vigor el pasado 2 de mayo, destaca la ampliación de horario de aduana para la importación, que ahora es de 08:00 a 13:00 horas, en lugar de 09:00 a 12:00, dando con ello respuesta a una de las principales demandas de los importadores formales de vehículos usados.

Así como los requisitos más claros para evitar la falsificación de documentos necesarios para importar los vehículos, reglas transparentes con controles ambientales y de vehículos con reporte de robo y un padrón sectorial, para que sólo el sector formal pueda importar.

[email protected]