La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) lanzó la propuesta de crear un observatorio ciudadano con el objetivo de vigilar el proceso de licitación para la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro.

En su visita al estado, el secretario nacional y aspirante a presidir la CMIC, Gustavo Adolfo Arballo Luján, expuso que este segundo proceso debe ser claro y transparente ante la sociedad, luego de que durante la licitación previa se develaron algunos negocios de las empresas protagonistas, que pusieron en duda la legalidad del proceso.

Asimismo, hizo un llamado a la Federación para que el organismo sea partícipe en la realización de obras anexas al TAV.

Reconoció que los constructores nacionales carecen de experiencia para la ejecución de obras ferroviarias como las que implica el TAV, pero tienen la capacidad para las obras complementarias, así como de aportar maquinaria y mano de obra.

Tras la publicación de las pre-bases de la licitación, la cámara entablará gestiones que le permitan que los constructores agremiados sean parte del proyecto; éstas comenzarán a plantearse desde la delegación Querétaro de la CMIC.

Añadió que comenzarán un proceso para hacer gestiones que les permitan vincularse y hacer sinergia con los grandes grupos que contiendan por la licitación de esta obra de orden federal.

Ley de obras, compleja

El secretario nacional mencionó que la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas se ha impulsado desde la CMIC, con la intención de facilitar los procesos de licitación, contratación y pagos de las obras.

Agregó que es una ley compleja que se ha trabajado entre legisladores y el ejecutivo federal.

Después de haber sido aprobada por la Cámara Baja, dicha legislación se encuentra en proceso de revisión para que en próximos meses se apruebe en la Cámara del Senado, explicó.

Sin embargo, legisladores del Partido del Trabajo y de Movimiento Ciudadano han manifestado que esta ley propiciará actos de corrupción, ya que se quitan candados para fiscalizar y otorgar obras.

Retos para constructores

Arballo Luján, quien ha fungido como presidente de la delegación Jalisco y como tesorero nacional, presentó su plan de trabajo, en vísperas de presidir el organismo nacional de la CMIC. Actualmente, es el único candidato a la dirigencia nacional y cuenta con el respaldo de 90% de las delegaciones de la cámara.

El actual secretario espera que en próximos días se publiquen las bases para registrarse como aspirante, para que posteriormente el 11 de marzo -durante el Congreso Nacional de al CMIC- se realice el cambio del Consejo Directivo.

En tanto, la CMIC proyecta un crecimiento anual de 3.5%, 1.5 puntos porcentuales por arriba del crecimiento de 2% en el 2014.

Destacó que los constructores deben estar listos para hacer frente a los programas de infraestructura que ha presentado la Federación, y que implican una inversión de 7.7 millones de pesos.