Puebla, Pue. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) presentará una carpeta de 25 proyectos por un monto de 1,300 millones de pesos al alcalde electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, para que los considere en el primer año de gestión que arrancará el 15 de octubre de 2021

Héctor Sánchez Morales, presidente local del organismo, dijo que el paquete de obras consta de puentes vehiculares, concreto hidráulico y un distribuidor, los cuales ayudarán en las zonas que se han vuelto de mayor tráfico en “horas pico” y se requieren desfogar.

Dijo que buscarán se adjudiquen hasta diez contratos, por un monto total de 250 millones de pesos donde pueden participar en sociedad hasta cinco empresas.

Confió en que sean tomadas en cuenta todas las propuestas por la administración municipal, porque tienen como respaldo estudios técnicos, lo cual implica acelerar los tiempos de ejecución y no esperar a que sean elaborados los expedientes de obra, que tardan hasta dos meses en ser concretados.

Insistió que son proyectos con un impacto mayor para habitantes que se tardan hasta una hora para trasladarse a su destino, por la carga vehicular que se genera en la zona centro y sur de la ciudad, sobre todo hacia ese último punto a donde se ha extendido el desarrollo urbano.

“Tenemos que ser facilitadores de la agilización del tránsito con obras menores, pero necesarias, en las cuales es importante que el ayuntamiento ponga atención para aprovechar los tres años y no tardarse un año , en lo que se acomodan en los cargos, para hacer la planeación de proyectos de infraestructura”, ahondó.

Sánchez Morales dijo que la CMIC ofrece apoyar con su personal técnico para los ajustes que requieran los proyectos por parte de la autoridad, con el fin de reducir tiempos en sus arranques, situación que está planteada en cada propuesta.

Incrementará actividad

Destacó que también el objetivo del banco de obras es contribuir a darle mayor actividad a las empresas poblanas que están mermadas por la crisis económica que trajo consigo la pandemia de Covid-19 al suspender por seis meses obras y luego trabajar de manera parcial.

Indicó que si bien el edil entrante en octubre próximo, operará con los recursos que le haya dejado su antecesor para terminar el 2021, ese tiempo deberá aprovecharlo para preparar su plan de infraestructura incluido en el presupuesto de 2022.

Puntualizó que lo ideal para la CMIC con 300 socios es que consideren al menos la mitad para el primer año a fin de recuperar el dinamismo que se desplomó en casi todo el 2020 por la contingencia sanitaria y que trajo consigo la pérdida de 8,000 empleos en el sector y solo han recuperado 3,000.

“Los socios de la CMIC confían que el 2022 sea un buen año, pero depende de las autoridades, porque la actividad está sostenida por la obra pública, donde hay más montos de inversión y generación de empleos que también nos piden los gobiernos aumentar”, abundó.

rrg